15 agosto, 2022

Elecciones a futuro en México

Escribe: Luis Miguel Varela // @Luismikun

Debido a que los grupos del crimen organizado han tomado los ayuntamientos, y amenazan con sus armas a las personas que están recibiendo los votos en las casillas, asistir a votar en las urnas ya no parece un método operable ni confiable.

La modernidad tiende a que lo electrónico y lo digital, será el método ideal para llevar el control de los organismos electorales a un futuro. Con las amenazas en las urnas en zonas remotas, el traslado de resultados que pueden haber sido manipulados, el costo de papelería y personal organizativo y personal voluntario para la instalación y conteo de votos, un medio electrónico evitaría los gastos, el retraso y los riesgos. La pandemia nos dejó la experiencia de que reunir personas es una situación actual de contaminación y riesgo.

Una boleta electrónica hubiera sido impensable en los años 90’s, sobre todo después de la famosa caída del sistema de Manuel Bartlett, pero en el actual 2022 podemos estar más seguros de que existen mecanismos digitales de seguridad, que podrían llevar a cabo las elecciones, tal y como se llevan las cuentas bancarias en muchos países.

Cada vez hay más personas con acceso a un teléfono inteligente, identificaciones digitales y conexión a internet. Sabemos que, en las ciudades, grandes y pequeñas, los pueblos y hasta en algunas comunidades donde se concentra el 90 por ciento de la población del país, ya hay los medios necesarios para entrar a una página web y dar clic a una opción, convirtiendo la votación en un sistema inmediato y confiable, Incluso dando la posibilidad de votar, a quienes no pueden asistir a las urnas electorales, por cualquier impedimento de movilidad.

¿Quién se quedaría sin poder votar? Las personas que están ajenas a las tecnologías modernas de comunicación como los teléfonos celulares, que cada vez son las menos, quien el día de la elección no cuenten con datos o Wi-Fi.

Para las elecciones presidenciales del 2030 éste será sin duda el método elegido por las autoridades electorales, seguramente muchos sospecharan de los resultados, pero la inmediatez de la respuesta de los ciudadanos, no permitirán que exista oportunidad de fraude, al menos en los primeros años de este método.

A %d blogueros les gusta esto: