8 agosto, 2022

Podrán altas tasas debilitar demanda

Foto: NEGOCIOS / STAFF

Azucena Vásquez // reforma.com

En el tercer trimestre de este año, el Banco de México (Banxico) podría llevar su tasa de interés a un nivel relativamente elevado, lo que provocará una desaceleración en la demanda y debilidad en la actividad económica para desacelerar la inflación, señalaron expertos.

De acuerdo con un análisis del banco central, su tasa real ex ante – aquella en términos reales sin considerar la inflación de los próximos 12 meses- está en un rango de entre 1.8 y 3.4 por ciento; sin embargo, si supera estos niveles, se considera que entra en un terreno de política monetaria restrictiva.

Actualmente, esa tasa es de 2.98 por ciento y de mantenerse aumentos de 50 o 75 puntos base a su tasa de interés – actualmente de 7.75 por ciento-, superaría ese rango, explicó Janneth Quiroz, subdirectora de Análisis Económico de Monex.

Sin embargo, ante una elevada inflación, que en junio pasado se ubicó en 7.99 por ciento a tasa anual, de acuerdo con el Inegi, se podría esperar un aumento de 75 puntos base, como ocurrió en junio pasado, comentó.

El próximo mes, se realizará la quinta reunión de decisión de política monetaria de la Junta de Gobierno de Banxico y, de acuerdo con la minuta de la cuarta reunión de este año, sus integrantes tienen contemplado subir nuevamente la tasa de interés, aunque todavía analizan si lo harán con la misma contundencia que en esa ocasión cuando fue de 75 puntos base.

Si eso ocurre, se entraría a una política monetaria restrictiva que implica desacelerar la demanda y también frenar la economía, detalló Quiroz.

La menor demanda provocaría que los precios de los productos se vayan ajustando a la baja, por lo que tendría un efecto positivo en el objetivo de frenar la elevada inflación, destacó.

“Empezaríamos a ver una mayor incidencia de la política monetaria para que la inflación empiece a desacelerarse de manera más rápida”, dijo.

Sin embargo, aclaró que si la inflación sigue al alza, no descartaría que incluso se aprobara un incremento de 100 puntos base en la siguiente reunión de Banxico.

Alejandro Saldaña, economista en jefe del Banco Ve Por Más, comentó que la previsión de esta institución financiera es que Banxico eleve su tasa de interés en 75 puntos base en la reunión del próximo mes, con lo que llegaría a 8.50 por ciento si la inflación no muestra una desaceleración.

Coincidió en que con dicho aumento, la política monetaria entraría en un terreno restrictivo a partir del tercer trimestre.

“Una postura monetaria restrictiva genera debilidad económica, porque desalienta la actividad a través de la demanda que es principalmente donde opera la política monetaria “, dijo.

Añadió que una vez que se entre en terreno restrictivo, se esperaría que en las próximas decisiones, Banxico “baje el acelerador” y apruebe alzas de 50 puntos base para llevar su tasa de interés a 9.50 por ciento al cierre de este año.

A %d blogueros les gusta esto: