17 agosto, 2022

Inflación toca su mayor nivel desde 2001; duplicó la meta de Banxico

*El Índice Nacional de Precios al Consumidor aumentó 0.84% en junio, con lo que la carestía anual llegó a 7.99%; en enero de hace 21 años estaba en 8.37 por ciento

Karla Ponce // excelsior.com.mx

El Índice Nacional de Precios al Consumidor subió 0.84% en junio respecto a mayo, con lo que la inflación al­canzó 7.99%, su mayor nivel desde la primera quincena de enero de 2001, cuando se ubicó en 8.37 por ciento.

Según el Inegi, el indi­cador acumuló ocho meses arriba de 7.00% y su actual nivel es el doble del límite superior de la meta de Banxi­co, que es 4.00 por ciento.

Entre los productos que más se encarecieron están el aguacate (79.4%), la cebolla (56.8%), la papa (49.3%) y el chile poblano (37.1%).

Para Marcos Daniel Arias Novelo, analista de Grupo Financiero Monex, las pre­siones inflacionarias están tomando fuerza, lo que ge­nerará alerta entre los acto­res económicos y habría un cambio en las perspectivas de corto y mediano plazo.

Sólo en este primer se­mestre, indicó, la inflación acumulada es de 4.04%, por lo que, si no hay una mejora significativa en las condicio­nes, la cifra al cierre de año superará 8.00 por ciento.

Alejandro Saldaña, eco­nomista en jefe de Grupo Financiero Ve por Más, con­sideró que la inflación anual se moderará a partir del cuarto trimestre de 2022.

ESCALADA INFLACIONARIA, TODAVÍA LEJOS DE CEDER

En junio el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) presentó un crecimiento de 0.84% respecto al mes ante­rior, y con ello, la inflación ge­neral anual se ubicó en 7.99%, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geo­grafía (Inegi).

Éste constituye el nivel más alto reportado desde la primera quincena de ene­ro del 2001, cuando se ubicó en 8.37%, además acumuló ocho meses arriba de 7.00 por ciento.

Marcos Daniel Arias Nove­lo, analista de Grupo Finan­ciero Monex, destacó que las presiones inflacionarias están tomando fuerza, lo que gene­rará alerta entre los actores económicos y podría propi­ciar un cambio en las pers­pectivas de corto y mediano plazo.

Incluso con los 375 puntos base que desde hace 12 meses ha ajustado Banxico a la tasa de referencia, la inflación se ha concentrado y es muy po­sible que se mantenga con poco margen de descenso en los próximos meses”.

Indicó que sólo en este primer semestre, la inflación acumulada es de 4.04%, por lo que, si no hay una mejora sig­nificativa en las condiciones, la cifra al cierre de año supe­rará el 8.00 por ciento.

Por nuestra parte, esta­mos revisando nuestro pro­nóstico de 7.30% a 7.70%, esperando que haya señales leves de progreso en los da­tos correspondientes a julio y agosto.”

ESPERAN MODERACIÓN

Alejandro Saldaña, economista en jefe de Grupo Financiero Ve por Más (Bx+), consideró que la inflación anual se moderará a partir del cuarto trimestre de 2022.

Esto, en buena medida, por una alta base comparati­va y bajo el supuesto de que algunos cuellos de botella en la producción, asociados a la pandemia, se desvanezcan gradualmente. También a ello contribuirá una desacelera­ción en la demanda, ante la erosión del poder adquisiti­vo, mayores costos financie­ros y menor confianza sobre la situación esperada para la económica”.

Sin embargo, reconoció que los riesgos para la infla­ción están inclinados al alza. “La extensión de la guerra en Ucrania mantendrá presio­nada la cotización de mate­rias primas, principalmente energéticos y agropecuarios, pese a la corrección parcial vista en los últimos días. Ade­más, la inflación podría resis­tirse a disminuir en un futuro, si las expectativas de precios para el mediano y largo plazo se anclan en un nivel relativa­mente elevado”.

Además, señaló que un agresivo ajuste monetario por parte de la Fed puede derivar en episodios de depreciación cambiaria.

Con todo ello, decidimos revisar nuestra proyección de cierre de año, de 6.8 a 7.4 por ciento”.

En un entorno adverso e incierto para la inflación, no descartó que Banxico anuncie un nuevo incremento de 75 puntos base en la tasa objetivo durante la reunión de agosto, y que el referencial se ubique en 9.50% al final de 2022, con el fin de mantener el anclaje de las expectativas de precios y contribuir a que la inflación efectivamente se modere en un futuro.

EL BALANCE

De acuerdo con el Inegi, du­rante junio la papa y otros tubérculos se encarecieron 28.62%; el pollo tuvo un in­cremento de 3.35% y el ser­vicio en loncherías, fondas, torterías y taquerías repor­tó un avance de 0.96 por ciento.

Por el contrario, entre los productos con precios a la baja destacaron el gas do­méstico LP con un descen­so de 2.13%, seguido del limón que se redujo 17.02% y el chile serrano con un abaratamiento de 17.18 por ciento.

A %d blogueros les gusta esto: