15 agosto, 2022

Presionarán tasas el costo de la deuda de sector público

Foto: NEGOCIOS / STAFF

Azucena Vásquez // reforma.com

El costo de la deuda del sector público del País será mayor por los incrementos que el Banco de México (Banxico) ha realizado este año en su tasa de referencia para contener la inflación, pero todavía está en niveles manejables, señalaron expertos.

En lo que va de 2022, Banxico ha realizado cuatro aumentos a su tasa de referencia con lo que actualmente se encuentra en 7.75 por ciento, mientras que la Reserva Federal de Estados Unidos ha realizado tres incrementos para dejar su tasa en un rango de entre 1.5 por ciento y 1.75 por ciento.

Por estas alzas, el costo financiero del sector público será mayor, debido a que, al refinanciar su deuda, el Gobierno federal lo hace con tasas más elevadas, explicó Víctor Gómez, analista económico y profesor de Economía del ITAM.

Aunque la mayor parte de la deuda del sector público está en tasa fija, una parte de ella registra vencimientos, lo que implica que el Gobierno federal emita deuda para pagarlos.

Sin embargo, lo hace en condiciones actuales del mercado, es decir, con tasas más elevadas que antes y, en consecuencia, el costo es mayor.

En el documento “Precriterios 2023”, la Secretaría de Hacienda admite un mayor costo financiero de deuda para este año, de 869 mil 337 millones de pesos desde un estimado previo de 791 mil 463 millones de pesos, en gran medida por el aumento en las tasas de interés.

De enero a mayo pasados, dicho costo -que se compone de los intereses, comisiones y gastos de la deuda pública- fue de 212 mil 166 millones de pesos, 1.3 por ciento mayor al reportado en igual periodo de 2021, según cifras de la dependencia.

El Gobierno federal registró uno de 157 mil 253 millones de pesos, un incremento anual del 24.8 por ciento, y el de Pemex y CFE ascendió a 54 mil 912 millones de pesos, una baja anual del 34.1 por ciento.

“Es un monto que el Gobierno no puede manipular, tiene que cubrir de manera completa independientemente de lo que necesite para hacerlo.

“Las debe cubrir y tendrá que depender de menores ingresos de los que tenga programados, recortar gastos en otras áreas o emitir deuda para compensar esas mayores presiones en gasto”, advirtió Gómez.

Además, la expectativa es que los incrementos de tasas por parte de Banxico y otros bancos centrales continúen, lo que generará una presión en las deudas de mediano y largo plazo, ya que cuando llegue el momento de refinanciarlas, se hará con tasas más elevadas.

Janneth Quiroz, subdirectora de Análisis Económico de Monex, sostuvo que aunque sí hay una mayor presión en el costo financiero de la deuda, todavía está en niveles manejables y previstos por el Gobierno federal.

“Hacienda tenía contemplada no únicamente la tasa de interés global, yo creo que hay una buena noticia y es que la gran mayoría de la deuda está pactada a deuda fija y vemos que se hicieron refinanciamiento el año pasado y antepasado justo cuando se presentaron reducciones de tasas de interés de los bancos centrales para mejorar el perfil de la deuda, esto está permitiendo que pese a estos incrementos, veamos un impacto acotado”, declaró.

Sobre la caída en el costo financiero de deuda tanto de Pemex como de CFE obedece a un impacto positivo por el tipo de cambio, sostuvo Gómez.

“La deuda de Pemex, a diferencia de la deuda del Gobierno federal, está más canalizada en dólares, entonces, las mejoras recientes que hemos tenido en el tipo de cambio afectan de manera positiva porque la mayor parte está en dólares es mucho más sensible al impacto del tipo de cambio que mejoró con respecto a las tasas que se deterioró ligeramente”, sentenció.

A %d blogueros les gusta esto: