8 agosto, 2022

Registra PIB retroceso de 2.7% en lo que va del sexenio

Foto:

Grupo REFORMA

En lo que va del sexenio, la economía mexicana registra un retroceso de 2.7 por ciento, el mayor de entre los países integrantes de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), de acuerdo con cifras del mismo organismo.

El análisis de los datos del cierre del cuarto trimestre de 2018 al primer trimestre de este año, elaborado por Carlos Ramírez, consultor de Integralia, muestra que la crisis por la pandemia agravó el problema de bajo crecimiento que ya presentaba la economía nacional.

“México de por sí acarreaba una tasa de crecimiento moderada, insuficiente.

“Se atraviesa la pandemia y el panorama no es nada alentador”, mencionó Ramírez.

Además, al considerar la variación del Producto Interno Bruto (PIB) del cierre de 2019 al primer trimestre de 2022, el País se ubica en la segunda peor posición de la OCDE, con un retroceso de 2.1 por ciento, sólo menos profundo que el reportado por España, que es de 3.4 por ciento en el mismo periodo.

“Lo que estos datos me han permitido observar es que en 2018 llegó un Gobierno con nuevas ideas y políticas públicas que han tenido un impacto que no ha sido el esperado”, explicó el consultor.

A esta situación se agrega la crisis derivada por la pandemia, un escenario adverso por el que han tenido que transitar todos los países.

De acuerdo con Ramírez, el comportamiento de la economía mexicana durante 2019 es atribuible a factores internos que han ahuyentado la inversión, mientras que en 2020 y 2021 el resultado fue definido por las decisiones para el manejo de la pandemia, entre las que se cuenta la reducción del gasto.

En la emergencia sanitaria otras naciones optaron por incrementar el gasto público para incentivar la reactivación económica, añadió.

La publicación más reciente del Panorama Económico de la OCDE señala que los conflictos geopolíticos que ha traído el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania están generando una nueva fuente de incertidumbre.

“Aunque el comercio y los vínculos financieros con los países en conflicto son débiles, las exportaciones mexicanas se verán impactadas de manera indirecta, principalmente a través de la economía estadounidense.

“El incremento global de los precios de las materias primas está añadiendo presiones inflacionarias. Medidas fiscales están amortiguando el impacto en los precios. Mayores tasas de interés en los mercados financieros globales incrementarán el costo de la deuda soberana”, señala el documento de la OCDE.

A principios de mes, la OCDE recortó su pronóstico de crecimiento para el País de 2.3 a 1.9 por ciento para el cierre de este año.

A %d blogueros les gusta esto: