8 agosto, 2022

Advierten que aprendizaje retrocedió 10 años por pandemia

Alumnos de sexto de primaria en América Latina y El Caribe no alcanzarían nivel mínimo de comprensión lectora por pandemia, según informe. Foto: Roberto Ernesto Antillon Mena.

Víctor Osorio // reforma.com

Los estudiantes de primaria y los que provienen de familias de más bajos ingresos han resentido de manera más aguda en México el impacto negativo de la pandemia de Covid-19 sobre el aprendizaje, advierte un informe del Banco Mundial y Unicef.

El informe Dos años después: salvando a una generación indica que se prevé que cuatro de cada cinco alumnos de sexto grado de primaria en América Latina y el Caribe no alcancen el nivel mínimo de comprensión lectora.

“Si bien la región ya se encontraba en una crisis de aprendizaje antes de la pandemia, esto representa un agravamiento sustancial. Esta nueva y alarmante estimación también sugiere que luego de dos años de cierre de escuelas en la región a causa de la Covid-19, los resultados del aprendizaje podrían haber retrocedido más de diez años”, alerta.

Y en promedio, remarca, los grados más bajos, las niñas y niños más pequeños, y aquellos de condición socioeconómica más baja se han visto afectados desproporcionadamente por las pérdidas de aprendizaje, lo cual sienta las bases para una crisis generacional y mayor inequidad.

Las pérdidas de aprendizaje, alerta, se traducirían en una disminución de cerca del 12 por ciento en los ingresos, a lo largo de la vida de un estudiante actual.

Los datos de México, señala, muestran caídas en el aprendizaje más pronunciadas en primaria que en secundaria.

También muestran, agrega, declives más marcados para estudiantes de ingresos más bajos, con pérdidas del 32 por ciento en los puntajes en matemáticas, por 25 por ciento para estudiantes de ingresos más altos.

“México también presenta mayores pérdidas de aprendizaje en las niñas que en los niños entre 2019 y 2021 (en lectura y matemáticas en los hogares de bajos ingresos, y en lectura en los hogares de altos ingresos)”, apunta.

La respuesta de educación a distancia en América Latina y el Caribe, subraya, se encontró con varias limitaciones, la principal de ellas la insuficiente conectividad, que, de nuevo, afectó más a lo sectores más vulnerables.

El Banco Mundial y Unicef consideran que la tardanza en la reapertura de las escuelas contribuyó a una mayor perdida en materia de aprendizaje.

De hecho, indica el informe, siete países de América Latina y el Caribe, entre ellos México, tuvieron sus escuelas cerradas durante más de tres cuartas partes del tiempo escolar neto en los últimos dos años.

En México, señala, la reapertura se complicó por la coexistencia de una autonomía relativa de los estados en la administración de sus sistemas educativos.

A %d blogueros les gusta esto: