29 mayo, 2022

Cómo reproducir lavanda por esqueje

Ethand Wolfied // elmundopositivo.com

La lavanda es una de las plantas aromáticas más versátiles, los usos de éste hermoso arbusto van desde repeler hasta limpiar nuestros espacios mediante su sahúmo. Su color violeta nos conecta con la espiritualidad y su aroma nos transporta a momentos de calma y relajación.

Contar con un jardín de aromáticas mantendrá tu hogar rebosante de aromas diferentes, con solo rozar sus hojas. El aroma de esta planta mediterránea lo encontrarás en infusiones y diferentes perfumes ya que su aceite esencial es el comodín de los aromaterapeutas.

Como toda planta mediterránea gusta de la luz y del calor, dato importante para ubicarla en el lugar correcto y disfrutarla por siempre. Lo mejor de todo es que con solo una rama podrás multiplicar la planta sin necesidad de gastar mucho, la naturaleza como siempre es bondadosa y abundante.

Elementos necesarios

  • Esquejes de lavanda
  • Tijera de podar
  • Tijera
  • Alcohol 95º
  • Maceta
  • Sustrato para esquejes
  • Agua de lluvia o filtrada
  • Enraizante natural de judías negras
  • Botellón de agua de 5 litros con el fondo cortado

 

Paso a Paso

  1. Primero deberás encontrar un arbusto de lavanda sano y fuerte, recuerda que reproducir de ésta forma es como clonar a la plata madre y cuanto más vigorosa éste ella mejor saldrán sus hijos. La temporada de otoño es la mejor para realizar el proceso de multiplicación por esquejes.
  2. Busca ramas que este año no hayan tenido flor, esto mejorará su enraizamiento. La longitud deberá ser de 10 cm aproximadamente.
  3. Elige un tallo leñoso con varias ramas secundarias, de los nudos de esas ramas es de donde saldrán las raíces. Cada rama es un nudo, por eso siempre se recomienda que el esqueje que cortes tenga varios nudos.
  4. Desinfecta tu tijera de podar con alcohol del 96º, la importancia de éste paso es debido a que podría contener enfermedades de plantas anteriores que fuimos cortando.
  5. Haz un corte limpio, corta varias ramas para ampliar las posibilidades de tener tu planta a partir de esquejes.
  6. Ahora deberás preparar tu esqueje, corta las ramas secundarias con las tijeras prestando atención en hacerlo arriba del nudo.
  7. Saca todas las hojas dejando solo las que están en la parte superior, esto se debe a que queremos que la fuerza de la planta se vuelque a hacer raíces y no a las hojas. Corta las ramas apicales de forma transversal, de ésta forma evitarás que se llene de agua y puedan formarse hongos.
  8. Sumerge los esquejes en tu enraizante natural de judías negras, será necesario entre 10 a 15 minutos para que sea efectivo.
  9. Preparar la maceta en la cual se trasplantarán con una mezcla de turba, arena y un poco de fibra de coco.
  10. Moja el sustrato con el agua de lluvia o agua filtrada antes de colocar los esquejes. Espera hasta que el sustrato absorba bien el agua, 10 minutos estará bien para ello.
  11. Marca con un agujero el sitio en donde colocarás los esquejes, te puedes valer de un palito o el mismo dedo. Coloca los esquejes que previamente seleccionaste, !ya estás a dos pasos de terminar!
  12. Presiona la tierra alrededor de ellos y riega con el sobrante del enraizante muy diluido. Ésta operación la debes hacer solo el primer día, le dará mayor fortaleza y obtendrás unas raíces vigorosas.
  13. Cubre tus esquejes con el botellón de plástico, le crearás un mini invernadero casero.

Enraizantes naturales

Café

La proporción será de un puñado de café por medio litro de agua, para extraer sus propiedades deja hervir por 5 minutos. Luego colar y dejar enfriar antes de poner en remojo tus esquejes.

Lentejas

Deja reposar tus lentejas en agua por 5 horas, batir todo y luego colar. Podría ser que germine alguna, no te preocupes puedes usarlas también germinadas. Pasa el líquido a un rociador, diluye un poco con agua para que no esté tan concentrado. Rocía la zona inferior del esqueje.

Sauce

Corta unas ramas de sauce con corteza y deja reposar por 4 semanas en un recipiente con agua. Mete el agua resultante en la heladera y hierve las ramas aparte. Luego colar y dejar enfriar. Como último paso mezcla la decocción de las ramas junto con el agua de la heladera, ¡ya está listo tu súper enraizante!

A %d blogueros les gusta esto: