29 mayo, 2022

Se une ex militar mexicano a la guerra en Ucrania

Soldados ucranianos descansan la semana pasada en Kiev después de un día en el frente de batalla. Foto: Daniel Berehulak/The New York Times

Grupo REFORMA

Luis, un ex militar mexicano, decidió combatir como voluntario en Ucrania después de ver las imágenes de una mujer embarazada que resultó herida en un bombardeo ruso a un hospital en la ciudad de Mariúpol.

La ucraniana le recordó a su hermana, según contó a The New York Times desde en Lviv, una ciudad en el oeste de Ucrania.

Luis, quien prefirió no dar su apellido para evitar represalias por unirse a la guerra, esperaba junto con otros voluntarios militares extranjeros en un hotel en Lviv donde el Gobierno ucraniano los ubicó antes de darles entrenamiento.

Después de que Rusia inició su invasión a finales de febrero, Ucrania anunció la creación de una legión extranjera e invitó a personas de otros países a pelear contra Moscú.

El mexicano de 29 años dijo a The NYT que había servido en el Ejército mexicano peleando contra los cárteles de la droga.

Hasta la semana pasada, trabajaba como fotógrafo de eventos en Chihuahua. Luego, mientras navegaba por internet, encontró una fotografía de la AP que mostraba a una mujer embarazada en una camilla cuando era rescatada tras un ataque ruso a un hospital maternal, en Mariúpol, al sur de Ucrania.

“Vi la cara de mi hermana en esa mujer”, contó Luis al Times. “Aún no tengo hijos, pero me imaginé cómo se sintió el padre, cómo se sintió la mujer y cómo se sintió su familia”.

Cuando se enteró de que la mujer y su bebé murieron, cerró su estudio, vendió sus cámaras y voló hasta Polonia. Luego fue en auto hasta Ucrania. Mintió a sus padres, a su hermana y a su novia sobre el viaje. Les dijo que iba de vacaciones.

“Nunca lo entenderían”, relató. “No sé cómo empezar esa conversación”.

Ni Luis, ni los otros voluntarios con los que estaba, algunos de Estados Unidos y Alemania, han recibido notificación del Gobierno ucraniano para incorporarse a los combates.

Según el Ministro de Asuntos Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, unas 20 mil personas extranjeras se han ofrecido como voluntarios para pelear contra Rusia. Moscú, por su parte, dijo hace dos semanas que mató a 180 combatientes extranjeros en un ataque cerca de Lviv.

A %d blogueros les gusta esto: