25 mayo, 2022

Impulsa Conacyt su anteproyecto de ley

La propuesta de Conacyt fue fuertemente criticada por la comunidad científica al considerarla, entre otras cosas, una amenaza a la libertad de investigación. Foto: REFORMA / Archivo

Grupo REFORMA

En el retardado proceso de elaboración de una nueva legislación en materia de ciencia, tecnología e innovación, que debía estar lista en 2020, Conacyt avanza para conseguir la aprobación de su propia iniciativa.

La dependencia que dirige María Elena Álvarez-Buylla subió este viernes a la plataforma de la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Conamer) la última versión de su “Anteproyecto de iniciativa de Ley General en materia de Humanidades, Ciencias, Tecnologías e Innovación (HCTI)”.

Propuesta que desde un principio fuera fuertemente criticada por la comunidad científica al considerarla, entre otras cosas, una amenaza a la libertad de investigación.

Esto por la propuesta de una Agenda de Estado donde se dicte toda la investigación humanística y científica, el desarrollo tecnológico y la innovación del País.

“Se prevé la construcción democrática de una Agenda Nacional a partir de la identificación pertinente y oportuna que haga el Conacyt de las necesidades, problemáticas, capacidades y vocaciones locales y regionales”, se insiste en la última versión del Anteproyecto.

“(Una agenda) que establezca líneas de acción en torno de los asuntos estratégicos o prioritarios para el desarrollo del País y los temas de interés público nacional o de atención indispensable”, plantea la propuesta, lo cual ha inquietado a investigadores por la posibilidad de que su labor no sea considerada prioritaria y quede al margen de los apoyos.

Asimismo, el Anteproyecto para la Ley de HCTI -que otorga facultades al Conacyt para formular y conducir la política nacional en la materia- propone crear el Sistema Nacional de Centros Públicos de Investigación, que permanecería bajo la coordinación de la dependencia que dirige Álvarez-Buylla.

Esto a pesar de las peticiones del gremio por dotar de autonomía a tales Centros, sobre todo después de episodios como el ocurrido en el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), cuya comunidad acusa de apócrifo el proceso de designación de su actual director, José Antonio Romero Tellaeche.

Para la construcción del Anteproyecto, Conacyt asegura haber tomado en cuenta 48 iniciativas, como la de la legisladora morenista Ana Lilia Rivera, que en 2019 planteó concentrar atribuciones en la dependencia a cargo de Álvarez-Buylla; o la de la también morenista María Eugenia Hernández Pérez para “incorporar los conocimientos tradicionales y ancestrales de los pueblos indígenas y afromexicanos”.

Por otro lado, sostiene el organismo, se analizaron actividades realizadas por la comunidad científica, incluida una docena de charlas de la Red ProCienciaMx, agrupación que también elaboró una iniciativa de Ley en la que destacan propuestas como la creación de una banca de desarrollo para paliar la necesidad de financiamiento multianual que quedara truncado tras la eliminación del sistema de fondos y fideicomisos de investigación.

Conacyt solicitará, sobre la versión revisada del Anteproyecto, el dictamen de impacto presupuestario a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), así como el dictamen de impacto regulatorio a la Conamer.

“Una vez desahogados los trámites con la SHCP y la Conamer, se enviará el Anteproyecto a la Consejería Jurídica del Ejecutivo Federal (CJEF), con el propósito de que lo ponga a consideración del Titular del Ejecutivo Federal y pueda formalizarse la presentación de la iniciativa ante las Cámaras del Congreso de la Unión”, adelantó el Consejo.

A %d blogueros les gusta esto: