29 mayo, 2022

Templo Mayor

Templo Mayor en REFORMA

¡AHHH, llegó la primavera! Las jacarandas florecen, los pajaritos cantan, el sol brilla y el Presidente está feliz, feliz, feliz, porque hoy se inaugura su ansiado aeropuerto. Y eso es lo que importa: que Andrés Manuel López Obrador esté contento.

PORQUE de eso se trata este gobierno: de lo que el Presidente quiera, de lo que el Presidente diga, de lo que el Presidente crea. ¿Resultados? Esas son extravagancias burguesas, lo realmente importante es cuidar la imagen, el estado de ánimo y la popularidad del jefe del Ejecutivo.

EL PRESIDENTE es como un sol: todo gira en torno a él. El Parlamento Europeo pide respeto a la prensa, “es que me atacan”; hacen falta quimios para los niños, “están en mi contra”; el subsidio a la gasolina es insostenible, “yo prometí que no habría aumentos”; el Tren Maya es un ecocidio, “no, yo dije que no se talará ni un árbol”; la economía está muy mal, “yo tengo otros datos”.

LA INAUGURACIÓN del AIFA hoy es un ejemplo claro: como se prometió, ahí está el flamante aeropuerto… sin vuelos, sin vialidades, sin transporte, sin comercios y hasta sin hotel. Pero eso es lo de menos, lo que importa es que esta noche el Presidente podrá pararse frente al espejo y preguntarle: “Espejito, espejito… ¿quién es el más presidentito?”.

POR CIERTO, ¿quién habrá sido el genio que puso al general Gustavo Vallejo a hablar con una estatua? La bizarra escena aparece en el infomercial, perdón, en el documental sobre el aeropuerto de Santa Lucía que dio a conocer el Presidente.

EN LA PANTALLA se ve a Vallejo al frente de un grupo de militares, presentarse… ¡ante la estatua ecuestre de Felipe Ángeles! Inclusive hasta le agradece que preste su nombre para la magna obra. Es evidente que el general tuvo que hacer el sketch por órdenes superiores, lo que obliga a preguntar: ¿qué necesidad hay de exhibir así a los mandos castrenses? A ver si el realizador Epigoebbels Ibarra se anima a explicar el maltrato a la imagen del Ejército.

UNA DE DOS: o todos los jilgueros de la 4T se fueron de puente… ¡o se les cayó el internet! Ante las duras revelaciones de Julio Scherer Ibarra contra el fiscal Alejandro Gertz Manero y la senadora Olga Sánchez Cordero, los de la Red AMLO callaron como momias.

SIEMPRE tan escandalosos en las redes sociales y tan prestos a empujar la discusión digital en favor del gobierno, esta vez hicieron como que no se enteraron del estruendoso quiebre en el equipo presidencial. Ni los influencers del obradorismo, ni los youtubers del régimen, ni el periódico oficial, nadie dijo nada. Vaya: hasta los moneros se desdibujaron. Lo bueno es que en este sexenio no se censura a nadie… nomás se autocensuran.

A %d blogueros les gusta esto: