29 mayo, 2022

Le ‘regalan’ acero, la castigan… pero renta vehículos

En el Lago de Texcoco siguen los fósiles y las estructuras de acero que la empresa 'Gilbert Estructuras' no pudo sacar. Foto: Especial

Valeria Durán y Emilio Fernández / Especial / MCCI / reforma

Grupo Gilbert, la empresa que ganó el contrato para comprar a precio de ganga el acero del fallido aeropuerto de Texcoco, burló una investigación federal y se convirtió en proveedora de la nueva terminal de Santa Lucía, que será inaugurada este lunes.

En julio de 2020, entre protestas y acusaciones de varias empresas, Gilbert ganó la licitación para quedarse con 49 mil toneladas del acero que ya había sido montado en el aeropuerto de Texcoco: ofreció pagar 197.4 millones de pesos.

Cuatro meses antes, esa empresa había ganado dos contratos sin licitación por mil 385 millones de pesos para venderle acero al Aeropuerto Internacional de Santa Lucía.

Las empresas que participaron en la licitación para comprar el material de Texcoco detectaron las irregularidades y en su denuncia dejaron constancia de que, entre otras cosas, Grupo Gilbert no había presentado la carta que acreditara que no incurría en conflicto de interés.

En agosto de 2020, la Secretaria de la Función Pública suspendió el contrato con Gilbert para investigar las denuncias de corrupción.

Pese a ello, la empresa fue contratada por la Sedena hasta septiembre de 2021, pero ahora en lugar de comprarle acero, le rentó camionetas en un contrato por un millón 109 mil pesos sin licitación.

El contrato ampara la renta a la Sedena de una camioneta estaquitas NP300, una camioneta doble cabina, una camioneta de 1.5 toneladas F150, una camioneta Urban para 15 pasajeros, una camioneta Diesel, una camioneta 3.5 Ton. F350 y una camioneta de 5 toneladas con plataforma.

La renta de cada vehículo estuvo cubierta hasta el 31 de diciembre de 2020.

Otra irregularidad es que Grupo Gilbert reportó su domicilio en un terreno baldío en Chalco, Edomex.

De acuerdo con los vecinos de la zona, ésta superficie es utilizada, desde hace aproximadamente seis meses, para armar y desarmar carpas.

De las siete personas entrevistadas en la zona, sólo uno de ellos declaró haber escuchado el nombre de la empresa y dio otras indicaciones para encontrar el domicilio donde supuestamente existía la nave industrial. Sin embargo, al acudir un par de cuadras adelante, solo había más terrenos baldíos.

Elude sanción y obtiene contratos

En 2020, cuando la Secretaría de la Función Pública (SFP) tenía abierto un procedimiento de sanción contra Jet Van Car Rental, el representante de esa empresa obtuvo contratos en la obra del Aeropuerto Internacional de Santa Lucía (AIFA) a través de Forza Arrendadora Automotriz, una segunda compañía de la que también ha sido representante legal.

Ambas empresas han participado a la par en otros procesos de contratación con el Gobierno federal, lo que ha sido considerado una simulación de competencia.

Los cuatro contratos con Forza, que sumaron 11.4 millones de pesos, fueron asignados en 2019 y 2020 y fueron firmados por César Gerardo Matamoros Vargas.

En enero de 2021, Jet Van Car Rental fue inhabilitada un año por incumplimiento de contrato con el Servicio de Protección Federal, pero vía Forza, el representante estaba surtiendo al AIFA.

A %d blogueros les gusta esto: