25 junio, 2022

Incumplen en AIFA obras de conexión

Marchas forzadas. Trabajadores laboran en uno de los entronques del AIFA y el Circuito Exterior Mexiquense. Foto: Alfredo Moreno

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Jorge Ricardo // reforma.com

Ni el Gobierno Federal, ni el del Estado de México, ni el de la Ciudad de México, lograron acabar los principales proyectos de conexión terrestre del nuevo Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), que anunciaron hace dos años en Palacio Nacional.

El 19 de enero de 2020, el Presidente Andrés Manuel López Obrador invitó a los Gobernadores de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, y del Estado de México, Alfredo del Mazo, así como al Subsecretario de Comunicaciones y Transportes, Cedric Escalante, para que presentaran en su conferencia mañanera la conexiones carreteras.

Escalante y Del Mazo afirmaron que la ampliación del Tren Suburbano, de Lechería al AIFA, estaría lista en junio de 2022, pero posteriormente la pospusieron para “la segunda mitad” de 2023.

Ya arrancadas las obras, los dos gobiernos se concentraron en la ampliación a cuatro carriles de la autopista México-Pachuca, que esta semana seguía en obras, con kilómetros de vía incluso aun sin ampliar, sin las bardas de contención, sin los puentes viales ni la caseta.

La ampliación de la autopista incluye los entronques de acceso a la zona de carga y a la zona militar, tres puentes en total que bajaban hacia la carretera libre y a la de cuota, y que todavía el miércoles tenían partes sin pavimentar. Abajo de los puentes seguía el piso de tierra, sin jardines ni banquetas, aunque ya estaban pintando la reja por donde podría pasar el Presidente.

La remodelación de la carretera libre México-Pachuca tampoco ha iniciado, salvo en la entrada a la Base Aérea.

Sobre esa carretera libre, el Gobierno del Estado de México proyectó la ampliación de la Línea 1 del Mexibús, desde Ojo de Agua al AIFA, que a la fecha es la más avanzada: se han instalado algunas estaciones, pero sólo en algunas zonas se ha repavimentado y no se han colocado los bolardos para confinar.

Del Mazo prometió también la ampliación de la Línea 4 del Mexibús, desde Tecámac hasta la el Felipe Ángeles, que no ha podido avanzar debido a que la SCT no ha logrado abrir la vía Tonanitla, una conexión desde el AIFA hasta el Circuito Exterior a través de ese municipio, valuada en 647 millones de pesos que actualmente tiene apenas los cimientos de viaductos, un puente terminado en la entra al nuevo aeropuerto, kilómetros de zanjas por construir y trechos sin excavación.

En esa zona, sobre el Circuito Exterior, el Edomex y la SCT trabajan aún a marchas forzadas por terminar el gigantesco entronque de puentes y viaductos hacia la “Conexión AIFA”, una pista de 5 kilómetros hasta el estacionamiento de la nueva terminal ya construida por el Ejército.

El Gobierno mexiquense insiste en que estará para el lunes, pero los trabajadores del lugar calcularon mínimo medio año más de trabajo, lo cual se puede comprobar a simple vista.

La Administración de Del Mazo anunció que aún lleva a cabo trabajos de ampliación en la autopista Naucalpan-Ecatepec.

En febrero, al justificar la deuda por 5 mil 500 millones de pesos que le autorizó el Congreso local, el Mandatario afirmó que el 75 por ciento sería para la conectividad del AIFA.

Sheinbaum anunció la ampliación de la salida en Indios Verdes hacia Pachuca, que no ha comenzado, y la construcción de un viaducto sobre la Calzada Ignacio Zaragoza, pero fue cancelado en diciembre pasado supuestamente por su alto costo.

A la fecha, la única vialidad nueva inaugurada es la Autopista Siervo de la Nación, 14 kilómetros que van desde Río de los Remedios hasta Venta de Carpio en Ecatepec, que comenzó a ser construida en 2016 para el aeropuerto en Texcoco.

Ayer el director del AIFA aseguró que cuando todas las vías de conexión estén listas, los tiempos de traslado se van acortar y volvió a prometer que será el 21 de marzo.

A %d blogueros les gusta esto: