29 mayo, 2022

Subsidiar gasolinas costará 18 mil mdp

Gasolina. Foto: Xinhua

Foto: NEGOCIOS / REFORMA

Diana Gante // reforma.com

Los estímulos fiscales a los que ha recurrido el Gobierno federal para controlar el incremento en el precio de las gasolinas dejarán a las finanzas públicas un boquete por 17 mil 913 millones de pesos.

Esto será porque no cobrará el Impuesto Especial sobre Productos y Servicios (IEPS) y porque además la Secretaría de Hacienda autorizó un estímulo fiscal adicional aprobado y aplicado desde el viernes 4 de marzo.

El monto solo considera los ingresos que no entrarán a la Hacienda Pública entre el 5 y el 18 de marzo, según un cálculo realizado por Ramsés Pech, analista del sector energético.

La gasolina regular será la que dejará el mayor impacto, por 9 mil 820 millones de pesos, de los cuales 7 mil 217 millones corresponden al IEPS que no ingresará y 2 mil 603 millones al estímulo complementario.

Le sigue el diesel, con un boquete por 6 mil 378 millones de pesos, de los cuales 4 mil 299 serán por el no ingreso del IEPS y 2 mil 79 millones de estímulo adicional.

Con la Premium el impacto será de mil 715 millones de pesos que no entrarán a las arcas públicas, de los cuales mil 319 millones por no pagar IEPS y 396 mil del subsidio.

Dicho cálculo considera una demanda promedio de 720 mil barriles diarios de gasolinas regular y Premium y de unos 320 mil barriles diarios de diesel.

El conflicto bélico entre Rusia y Ucrania ha impactado en los precios internacionales del petróleo, lo que ha incrementado el precio de los combustibles a nivel mundial, pero la Administración federal tomó medidas para que éstos no suban más allá de la inflación.

En la semana del 5 al 11 de marzo, el estímulo complementario decretado por Hacienda fue de 0.8716 pesos por litro de Magna y de 0.6061 pesos por litro de diesel.

Para la semana del 12 al 18, el estímulo aplicable será de 3.87 pesos para la regular, 2.74 pesos para la Premium y 5.23 pesos para el diesel.

Óscar Ocampo, coordinador de la práctica de energía del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), dijo que es importante ver cuánto tiempo se requerirá de estos estímulos y cuánto pueden soportar las finanzas públicas.

Dijo que eso dependerá de tres factores: hasta dónde lleguen los precios del petróleo, si se mantendrá el alza o si se llega a un pico, y hasta dónde está dispuesto a llegar el Estado para mantener los precios de los combustibles.

De acuerdo con la Dirección de Análisis Económico de Grupo Financiero Base, si el Gobierno sólo hubiera aplicado el estímulo de centavos que fue efectivo del 5 al 11 de marzo, el boquete en el año sería de 330 mil millones de pesos.

Esa cantidad supera en más de cinco veces el presupuesto de 2022 para el Tren Maya.

A %d blogueros les gusta esto: