25 junio, 2022

Avanza en el Senado acuerdo contra violencia laboral

Foto: NEGOCIOS / Staff

Verónica Gascón // reforma.com

El Convenio 190 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para la eliminación del acoso y la violencia en los centros laborales, en el que se plantean nuevas obligaciones para los patrones, avanza en el Senado.

El Convenio reconoce el derecho de toda persona a un trabajo libre de violencia y acoso, y una vez ratificado será posible elaborar mecanismos específicos de protección para las mujeres también en el ámbito laboral, según la Secretaría del Trabajo (STPS).

“Se trata de garantizar un ambiente laboral seguro y saludable para todos, pero principalmente para las mujeres, con el cual abonamos a la igualdad de oportunidades, al derecho a la confidencialidad, a la debida diligencia y la no revictimización”, dijo la titular del Trabajo, Luisa Alcalde Luján.

El convenio subió a primera lectura en el Senado y se espera que se ratifique en breve.

Según el artículo 9 del Convenio, los países que lo ratifiquen deben adoptar una legislación que exija a los empleadores tomar medidas apropiadas acordes con su grado de control para prevenir la violencia y el acoso en el mundo del trabajo. Esto incluye la violencia y acoso por razón de género.

Diego García, abogado laboral, opinó que este convenio tendrá que armonizarse con la legislación local e incluso las nuevas obligaciones de los empleadores podrían incluirse en la Norma 35 de riesgo psicosocial.

“Creo que se va a modificar el artículo 685 Ter, (de la Ley Federal del Trabajo); ese artículo habla de los casos que están exceptuados de la conciliación previa obligatoria (en el caso de un juicio laboral) y se menciona hostigamiento, acoso sexual, discriminación por embarazo, pero no habla de violencia como tal”, comentó.

Añadió que, en la práctica, el convenio implica nuevas obligaciones empresariales para garantizar un espacio libre de violencia, lo que se conocerá cuando se incluya en la ley.

“Además del buzón de quejas, como la violencia podría ser un daño psicosocial, se podría pedir un mecanismo de respuesta rápida”, ejemplificó García.

Alejandra Massud, socia del despacho GLZ Abogados, consideró que la ratificación del Convenio es una manera de prevenir actos de violencia en los lugares de trabajo.

“Los empleadores deberán tomar las medidas necesarias para proteger a los trabajadores, ya sea a través de políticas internas y también la sensibilización a través de cursos y capacitaciones”, subrayó.

A %d blogueros les gusta esto: