29 mayo, 2022

Día Mundial de los Cereales

Cada 7 de marzo celebramos el Día Mundial de los Cereales, para resaltar su importancia en el consumo humano, animal y en la fabricación industrial de diversos productos.

Los cereales: fuente de energía

Los cereales son granos provenientes de las plantas de la familia de las poáceas, con un alto contenido de vitaminas, minerales e hidratos de carbono.

La palabra cereal proviene del latín Ceres (nombre en latín de la Diosa de la Agricultura).

Se estima que surgieron durante la revolución neolítica y el desarrollo de la agricultura, introduciéndose en la dieta alimenticia de los seres humanos desde hace unos 10.000 años.

Se han obtenido diversas variedades de alto rendimiento de cereales (como el trigo y el maíz) durante la segunda mitad del siglo XX, en la denominada Revolución Verde (1960 a 1980).

Algunos de los cereales más conocidos son los siguientes:

  • Trigo.
  • Cebada.
  • Arroz.
  • Maíz.
  • Centeno.
  • Avena.
  • Sorgo.
  • Cebada.
  • Mijo.

Existen otras especies de plantas que se asemejan a granos denominadas “falsos cereales” o “pseudocereales”: girasol, quinoa, amaranto y alforfón.

Beneficios y desventajas del consumo de cereales

Los cereales son utilizados para el consumo humano y animal. Igualmente se emplea en la fabricación industrial de varios productos (alcohol etílico, bebidas alcohólicas, productos farmacéuticos, suplementos vitamínicos, productos de cuidado personal, entre otros).

Se ha demostrado que el consumo de cereales integrales sin refinar ayudan a la prevención de las siguientes enfermedades:

  • Diabetes tipo 2.
  • Enfermedades cardiovasculares.
  • Cáncer colorrectal.

En algunos cereales como el trigo y el maíz se desarrollaron procedimientos para incrementar la producción, derivando en proteínas de baja calidad y con un elevado contenido de hidratos de carbono. Su consumo excesivo puede generar algunas enfermedades crónicas, tales como:

  • Diabetes tipo 2.
  • Presión arterial alta.
  • Enfermedades cardiovasculares.
  • Obesidad.

El trigo, la avena, el centeno y la cebada contienen gluten, que pueden generar los siguientes trastornos relacionados con el gluten:

  • Enfermedad celíaca o celiaquía (es un proceso autoinmune que lesiona al intestino, otros órganos y tejidos).
  • Sensibilidad al gluten no celíaca.
  • Ataxia por gluten: (descoordinación en el movimiento de las partes del cuerpo: dedos y manos, brazos y piernas, movimientos oculares).
  • Dermatitis herpetiforme.
  • Alergia al trigo.

Por otra parte, la cebada se utiliza en la fabricación de cerveza y malta. El trigo y otros cereales con gluten se emplean en la elaboración de pan, pastas y productos de repostería.

Comparte información útil e interesante sobre el Día Mundial de los Cereales en las redes sociales. Utiliza el hashtag #DíaMundialDeLosCereales

A %d blogueros les gusta esto: