25 junio, 2022

Admite Sedena falta de militares en Acapulco para seguridad

El comandante de la 27 Zona Militar en Acapulco reconoció que la Sedena no tiene los efectivos necesarios para garantizar la seguridad en el puerto. Foto: Twitter

Jesús Guerrero // reforma.com

El comandante de la 27 Zona Militar con sede en Acapulco, Federico San Juan Rosales, reconoció que es difícil contener la violencia en este puerto, porque en el caso de la Secretaría de la Defensa (Sedena) no hay suficientes elementos para garantizar la seguridad.

Ante integrantes de la asociación civil del Grupo ACA, el general dijo que pese a eso se ha reducido en un 31 por ciento la delincuencia en Acapulco.

“Yo les digo, qué hubiese sido de Acapulco en diciembre si no tengo todo ese despliegue (de militares) y creo que nuestra presencia ahí está”, dijo el comandante.

“No tenemos los efectivos necesarios para garantizar la seguridad en el municipio completo. Es difícil que estemos en todos lados.

“El delincuente también piensa, el delincuente no va a delinquir frente de mí, lo va hacer detrás de mí, porque yo voy uniformado y uno se identifica. Tengo una fuerza (militar) en determinado lugar, tantito se mueve esa fuerza apoyando y ya nos mataron a una persona”, expresó.

El general dijo que hay gente que protesta contra el Ejército Mexicano, porque es manipulada por la delincuencia organizada.

Recordó el caso de los comerciantes del mercado central de Acapulco, que los días 17 y 18 de febrero pasados, se manifestaron en las calles con pancartas acusando al Ejército de supuestos abusos.

“Esa gente (la delincuencia) quería que no nos metiéramos al mercado, pero nos metimos y encontramos drogas y armas. Por eso empezó la delincuencia a mover a la gente y a hacer manifestaciones y bloquear para que no nos metiéramos”, señaló.

Indicó que en este momento no se sabe el número exacto de grupos delincuenciales que existen en Acapulco, pero que se han multiplicado debido a que el Ejército ha realizado detenciones.

Mencionó que antes había dos organizaciones delictivas que predominaban en el puerto.

“Es difícil decirles números, cuántos grupos y más aún comprobarlos, y lo que tenemos que hacer es trabajar de manera coordinada”, dijo San Juan Rosales a los socios del Grupo ACA.

Sobre el caso del Municipio de Quechultenango, en donde el pasado 16 de febrero pobladores retuvieron por cinco horas a 50 militares y 20 agentes ministeriales estatales, el comandante señaló que les dieron la orden por parte de altos mandos de la Sedena de no hacer nada.

“Esa gente (la de Quechultenango) es manipulada por la delincuencia organizada y nosotros nos detuvimos”, expresó.

A %d blogueros les gusta esto: