25 junio, 2022

SEP celebra LVIII aniversario de creación de educación indígena


*Docentes deben promover en estudiantes actividades para mejorar su estado emocional, físico y su entorno: Lozano Pérez

El reto para la educación es formar ciudadanos conscientes de sus derechos, obligaciones y del cuidado en ellos mismos, aseveró Melitón Lozano Pérez, secretario de Educación, durante la conferencia virtual denominada “La Ética del Cuidado, Compromisos a Asumirse en el Marco de las 4-as del Derecho a la Educación”, como parte de la conmemoración del LVIII Aniversario de Educación Indígena en el municipio de Venustiano Carranza.

Lozano Pérez añadió que, en Puebla, los docentes deben trabajar en promover acciones basadas en la ética del cuidado; es decir, promover en los aprendientes actividades para mejorar sus estados emocional y físico, lo cual permitirá optimizar el entorno en donde viven; añadiendo que otro elemento importante es entender y difundir el respeto de los seres vivos como animales y plantas que también son parte del medio ambiente.

Durante el evento, organizada por los docentes de educación indígena en donde participaron más de 400 de ellos de manera presencial, también tuvo como meta difundir contenidos relevantes para los interesados; especialistas de diferentes áreas impartieron talleres con los siguientes temas: El aprendizaje situado como estrategia para la construcción de ciudadanía; Lengua indígena para el desarrollo de habilidades lingüísticas de los aprendientes y, El canto como estrategia para favorecer habilidades comunicativas en la lengua náhuatl.

En 1964 en la localidad de Comaltepec, perteneciente al municipio de Zacapoaxtla, la SEP federal inició el programa de castellanización denominado “Curso de capacitación para promotores culturales y maestros bilingües”, acción que originó la creación de los programas de estudio básicos que dieron origen a la educación indígena en todo el país.

Actualmente, existen en el estado más de 13 mil estudiantes en tres niveles educativos indígenas: inicial, preescolar y primaria; docentes y directivos promueven en las aulas la permanencia de las siete lenguas originarias (totonaku, mazateco, mixteco, popoloca, otomí, tepehua y náhuatl), que registran más de 20 variantes lingüísticas.

A %d blogueros les gusta esto: