25 junio, 2022

Rechaza B. Hughes, con auditoría, conexión ‘Casa Gris’-Pemex

Bob Pérez, vicepresidente de Baker Hughes para México y América Latina. Foto: Diana Gante

Diana Gante // reforma.com

La empresa estadounidense Baker Hughes determinó que no existe conflicto de interés en el caso de la llamada “Casa Gris”, tras realizar una auditoría interna y externa.

La investigación, hecha por la empresa McConnell Group, concluyó que no existe conflicto ya que la renta de la residencia en Houston, Texas, es una transacción particular entre Keith L. Schilling, un ex funcionario de la empresa, y Carolyn Adams, esposa de José Ramón López Beltrán, hijo del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

“(McConnell Group) concluyeron ayer su investigación de los contratos que tenemos con Pemex y les podemos decir que no encontramos ningún conflicto de interés, nada irregular, totalmente de acuerdo con las leyes mexicanas” expuso Bob Pérez, vicepresidente de Baker Hughes para México y América Latina, en conferencia de prensa.

Explicó también que su ex funcionario no desempeñaba labores en la división de Latinoamérica, por lo que no tenía relación con los contratos de Pemex.

“El señor Schilling fue empleado de Baker durante 2016; salió de la empresa en diciembre de 2019, durante ese tiempo, él trabajó bajo nuestro grupo de Norteamérica y Baker Hughes México no está bajo el grupo de Norteamérica, sino en Latinoamérica.

“Fue líder de ventas para Estados Unidos y luego presidente de nuestro grupo en Canadá, no tuvo ninguna actividad con nuestros negocios en México, ni ningún contacto con nuestros clientes en México”, aseguró Pérez.

Asimismo, señaló que el arrendamiento de la casa fue luego de que Schilling terminó su relación laboral con Baker Hughes.

En los últimos días, Pemex y Baker Hughes se han visto envueltas en escándalo por supuesto conflicto de interés al señalar que el hijo del Presidente López Obrador habitó en la residencia de un trabajador de la empresa estadounidense.

Asimismo, se dio a conocer que, en lo que va del sexenio, Pemex ha incrementado el monto de los contratos que mantiene con Baker, los cuales pasaron de 2 mil 900 millones de pesos en 2018, a 8 mil 859 millones en 2021, según información de la petrolera.

A %d blogueros les gusta esto: