25 junio, 2022

Eluden debatir afectación por eliminar a CRE y CNH

La CNH es la encargada de administrar los contratos para la exploración y producción de hidrocarburos. Foto: Archivo

Diana Gante // reforma.com

En los foros del Parlamento Abierto sobre la reforma eléctrica han olvidado la discusión y análisis sobre las afectaciones que tendría el sector de hidrocarburos con la eliminación de los reguladores que lo rigen.

En la iniciativa de reforma constitucional, se contempla la desaparición de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), que es la encargada de administrar los contratos para la exploración y producción de hidrocarburos, y la Comisión Reguladora de Energía (CRE), que se encarga de regular actividades relacionadas como el transporte, distribución y comercialización de los hidrocarburos.

Óscar Ocampo, de la práctica de energía del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), consideró un error importante que en el Parlamento no haya mesas de trabajo de hidrocarburos.

“Hay tres grandes cambios que afectan sustancialmente el mercado de los hidrocarburos, el primero la desaparición de la CNH, que administra los contratos petroleros, que recordemos no le puede revocar asignaciones a Pemex, pero sí permisos.

“Pero ¿qué va a pasar si se van esos 105 contratos con la Sener? Pues se está abriendo una puerta a la discrecionalidad regulatoria porque no tendría porqué administrar esos contratos y sería una política peligrosa”, dijo.

Los foros del Parlamento Abierto se planearon con una duración del 17 de enero al 15 de febrero, pero se decidió extenderlos hasta el 28 de febrero con la finalidad de incluir la participación de dueños y/o representantes de empresas generadoras de energía, periodistas y líderes de opinión.

Sin embargo, pese a la ampliación de los foros, ninguno será dirigido al sector de hidrocarburos.

Al respecto, Santiago Arroyo, CEO de Ursus Energy, explicó que el futuro del sector de hidrocarburos también debería estar considerado en los foros e invitar a expertos que expongan las implicaciones de dejarlo sin reguladores técnicos especializados y que todo sea administrado por la Secretaría de Energía (Sener).

“Sener, tanto en estructura legal y orgánica, es un organismo de política pública, más no regulador, por eso había discusión del tema de la importación y refinación que Sener fuera el regulador, Sener es un organismo no técnico, sino político, su función es crear política pública, no vigilar al mercado”, señaló.

A %d blogueros les gusta esto: