25 mayo, 2022

1 de cada 9 asintomáticos podría estar infectado con Ómicron: Rectora Cedillo

*Invitó a la población en general a cuidarse, mantener uso de cubrebocas y usar gel antibacterial

El virus SARS-CoV-2, causante de la presente pandemia, es el agente más infeccioso que haya enfrentado el ser humano en su historia. Desde las primeras olas de la pandemia se registró que de cada 12 personas asintomáticas existía un caso positivo de coronavirus; con Omicrón, variante muy contagiosa, se reporta un caso por cada nueve sin síntomas, detalló la Rectora Lilia Cedillo, quien hizo un llamado a la población a cuidarse, usar cubrebocas y gel antibacterial, mantener los protocolos de sana distancia y desinfectar constantemente las superficies, porque el virus permanece en el aire hasta por 30 minutos.

Durante conferencia virtual ofrecida a estudiantes de la Facultad de Contaduría Pública de la BUAP, reiteró en que la pandemia aún no ha finalizado y debido al regreso presencial de manera escalonada a las aulas se deben fortalecer precauciones para evitar contagios entre la comunidad universitaria. “No es el momento de bajar la guardia”.

Durante su conferencia informativa, la doctora Cedillo recontó el origen del virus, supuestamente originado en el mercado de Wuhan, China, mismo que toma su nombre de coronavirus por las espículas alrededor de su estructura, mismas que semejan una corona. Se parece mucho a SARS-Cov y MERS-Cov, causantes de pandemias en 2002 y 2012, respectivamente. Su principal vía de contagio es por medio de las secreciones respiratorias, pero también es factible de personas pre-sintomáticas, hasta en un 50 por ciento de los casos, y después de que la persona haya sanado.

La Rectora de la BUAP explicó que por cada virión (partícula viral infectiva) que infecte a una célula blanco se pueden producir hasta 10 mil réplicas del virus en un tiempo relativamente corto.

Por otro lado, al ingresar al organismo el virus podría encontrar una célula del sistema inmune innato, como un polimorfo nuclear o fagocito, que lo engulliría para inactivarlo. En esta tarea, el fagocito segrega citocinas que viajan por el torrente sanguíneo para pedir ayuda a otros órganos, como médula ósea. No obstante, también se puede producir un exceso de estas y desencadenar una falla múltiple en el organismo.

Tras la aparición del SARS-CoV-2, más de 100 grupos de investigación en el mundo desarrollaron diferentes tipos de vacunas, las cuales han sido efectivas para el control de este virus y tienen un rango de protección del 52 al 94 por ciento.

A %d blogueros les gusta esto: