12 agosto, 2022

Otorga Pemex 18 mil mdp a… ¡peñistas!

Verónica Ayala y Vanessa Cisneros / ESPECIAL MCCI / reforma.com

La familia Miguel Bejos, cuyas empresas fueron consentidas durante el Gobierno de Enrique Peña Nieto, crearon nuevas empresas en el arranque del actual sexenio para seguir obteniendo contratos, ahora con Pemex.

Opex y Akal-I, son las dos petroleras de reciente creación en las que participa la familia Miguel Bejos, y que han recibido contratos en Pemex por más de 17 mil millones de pesos en la actual Administración de Andrés Manuel López Obrador.

Opex Perforadora se registró ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT) el 28 de noviembre de 2018, tres días antes de que iniciara el Gobierno de la denominada Cuarta Transformación (4T).

Entre 2020 y 2022, Opex ha recibido pagos de Pemex por 11 mil 176 millones de pesos, según consta en información oficial difundida por el director de la petrolera mexicana, Octavio Romero Oropeza.

Perforadora Profesional Akal-I, empresa filial de Opex, fue constituida el 20 de agosto de 2019, a los ocho meses de haber iniciado el Gobierno de López Obrador, y entre 2020 y 2022 ha recibido pagos de Pemex por 5 mil 938 millones de pesos.

En conjunto, Opex y Akal-I han recibido de Pemex 17 mil 114 millones de pesos en tres años y juntas se ubicaron en ese periodo en la lista de las seis mayores contratistas de la petrolera mexicana, incluso por encima de Baker Hughes, y de otras compañías con largo historial como la multinacional de energía Eni de Italia y la estadounidense Weatherford.

En la última conferencia mañanera en la que participó el director de Pemex, Octavio Romero Oropeza, el funcionario aseguró que no había empresas favoritas ni creadas en este Gobierno.

“En Petróleos Mexicanos no hay empresas consentidas, ni que hayan sido creadas en la presente Administración”, dijo al mostrar las estadísticas de las mayores contratistas de Pemex, en las que aparecieron tanto Opex como Akal-I.

Ambas son como empresas hermanas, pues en los documentos legales figuran como sus accionistas la compañía Operadora, Productora, Exploradora Mexicana SA de CV y Borr México Ventures Limited, una empresa que fue dada de alta el 21 de marzo del 2019 en el Registro de Compañías de Escocia, en el Reino Unido, de acuerdo con consultas documentales realizadas por MCCI.

La empresa escocesa que es accionista de Opex y Akal-I es filial de Borr Drilling Limited, una contratista de perforación internacional constituida en las Bermudas en 2016 y que cotiza en la Bolsa de Valores de Oslo desde el 30 de agosto de 2017 y en la Bolsa de Valores de Nueva York desde el 31 de julio de 2019.

Tanto en Opex como en Akal-I, Borr está asociado con esta empresa que pertenece a la familia Miguel Bejos, la cual ha sido acusada por fraude, además de que tuvo juicios en contra de autoridades mexicanas.

Alfredo Miguel Bejos y su sobrino Alejandro García Bejos son apoderados en las dos empresas y han formado parte de la presidencia del consejo de administración de ambas como presidente y presidente suplente, respectivamente, según indican actas del Registro Público y de la Propiedad consultadas.

Esta familia le rentó la casa de transición en otoño de 2012 a Enrique Peña Nieto, además de que José Miguel Bejos, hermano de Alfredo, jugaba golf con el ex Presidente, según reveló Univisión en una investigación.

Y no sólo eso, sino que una de las empresas de los Miguel ganó más de 770 millones de dólares en contratos durante los primeros tres años del Gobierno de Peña Nieto.

La información revelada por Gerardo Reyes y Peniley Ramírez indicaba que Alfredo Miguel Afif, padre de Alfredo Miguel Bejos, fue acusado de hacer un fraude millonario a Pemex en el pasado, pues una de sus compañías firmó un contrato con la dependencia para la construcción de una planta petroquímica en Coatzacoalcos, pero no la terminó.

También fue acusado por fraude en una corte civil de Idaho, en Estados Unidos, después de que simuló un embargo y con ello justificó no pagar una deuda de 4.6 millones de pesos con una firma de leasing del Bank Of America.

A Alfredo Miguel y a otro de sus hermanos se les fincaron responsabilidades penales porque tres de sus compañías no pagaron 1.4 millones de dólares al Gobierno mexicano en impuestos. Por esta razón se libraron órdenes de aprehensión en su contra durante el sexenio de Vicente Fox, hasta que se saldó la deuda en 2008.

José Miguel Bejos hoy es presidente de Mota Engil, una de las empresas del consorcio que ganó la concesión para construir el primer tramo del Tren Maya.

A %d blogueros les gusta esto: