15 agosto, 2022

El PRI en Puebla capital renace de sus cenizas

Por: José Luis Castillo Báez* // @JLCastillopue

Con la novedad mis estimados lectores que, en días pasados tomo protesta como presidente del PRI en Puebla Capital Sebastián Orozco, quien de inmediato fue atacado por las elites del ex partidazo, y ¿por qué se preguntaran ustedes?

Pues por la sencilla razón que no obedece a intereses de la cúpula del partido, es, a decir de muchos priistas de a pie, un auténtico militante que surgió desde abajo, lo cual celebro ampliamente, ya que se hace indispensable para la supervivencia del partido aire fresco, ideas nuevas, una verdadera renovación que lamentablemente no vimos en el comité directivo estatal, por lo que honestamente tiene la bandera muy arriba y las expectativas altísimas.

Sin embargo, Sebastián Orozco ha comenzado bien, ha tenido reuniones significativas con todos los actores políticos de Puebla Capital, incluso ha recibido el espaldarazo de antiguos liderazgos priistas que se fueron del partido por la pésima gestión del presidente estatal, es urgente recuperar la confianza del priismo en la capital, los pésimos resultados en las juntas auxiliares dan cuenta fiel de la debacle del partido, la poca moral que infunden los dirigentes actuales nos ha llevado a una crisis de la que, si no se toman acciones inmediatas, probablemente no se pueda recuperar el PRI, y en esta tesitura, el nombramiento de alguien que sabe perfectamente que la política no se hace con fotos, se hace con trabajo, con cercanía, con empatía hacia los militantes, cosa de la que llevamos un ratote sin ver dentro del partido.

Escuche con atención el discurso de Sebastián Orozco, creo que es un tipo que conecta con el ciudadano de a pie, y eso es lo que se necesita ahora mismo, tenemos que dejar de creer que tenemos un partido todopoderoso y que gana lo que le pongan enfrente, la realidad es muy diferente, nos encontramos en la coyuntura de, rescatar al partido de las manos de quienes solo se han servido de él, de quienes se han apropiado históricamente de las posiciones que deberían ser para gente preparada políticamente hablando, de quienes no aportan pero succionan el presupuesto de los ciudadanos, y en esa coyuntura, ¡la tarea de Sebastián Orozco es titánica!

¡He dicho!

A %d blogueros les gusta esto: