27 enero, 2022

Condicionan permisos eléctricos a estudios

La finalidad de los cambios es conocer el estado de la red eléctrica donde se plantea conectar la central. Foto: Korín de la Cruz

Diana Gante // reforma.com

La Comisión Reguladora de Energía (CRE) modificará nuevamente los procesos para que los privados soliciten nuevos permisos de generación eléctrica, ahora los interesados deberán presentar un estudio de impacto a la red.

De acuerdo con un anteproyecto enviado a la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Conamer), antes de ingresar la solicitud de permiso de generación ante la oficialía de partes del regulador, los interesados deberán realizar y presentar el estudio avalado por el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace).

La finalidad es conocer el estado de la red eléctrica donde se plantea conectar la central, si puede presentarse alguna afectación en la región y la infraestructura requerida para hacer la interconexión.

El estudio ya se realiza actualmente, pero como un paso posterior a tener el permiso por parte del regulador, incluso hasta que la planta ya está construida y comenzara a hacer pruebas.

El costo de cada estudio puede rondar entre 1 y 3 millones de pesos, pero depende de la capacidad y particularidades del proyecto, de acuerdo con estimaciones del sector privado.

Según la página de la CRE, el único trámite que actualmente se solicita a quienes busquen obtener un permiso de generación en otra dependencia, es la solicitud de evaluación de impacto social que realiza la Secretaría de Energía (Sener).

Aun con la presentación del estudio de interconexión y demás requisitos, no hay garantía de obtener el permiso y deberá aplicar por igual tanto a privados como dependencias públicas como CFE, Pemex o Sedena (quien ha solicitado permisos como el del Aeropuerto Felipe Ángeles).

Daniel Salazar, presidente de Cogenera, explicó que primero van a pedir los estudios del Cenace para solicitar un permiso cuando tengan un orden contrario.

“Los estudios de Cenace tienen un costo importante y los desarrolladores lo van a pensar. Podría no ser tan criticable que revise el estado de la red donde se quiere poner un proyecto, y si no hay problema se acude a pedir el permiso.

“Pero se corre el riesgo de que con todo y el estudio la CRE te detenga por alguna razón el permiso. Además, es importante que se haga una distinción entre los requisitos de generación remota y abasto aislado, porque pueden tratarse de proyectos sin interconexión a la red que no debería tener ese requisito”, expuso.

Un ex funcionario de la CRE, que pidió el anonimato, comentó que estos cambios en las disposiciones de 2015 implican una mayor carga regulatoria, similar a lo solicitado en licitaciones de obras públicas, lo que puede implicar hacer casi negatorio el derecho a generar energía.

“Sí es una barrera importante, si complica mucho más el presentar un permiso; es el primer paso, el proyecto, los financiadores, los bancos ven un proyecto que se va a financiar viendo el permiso primero. Piden que presentes elementos más estrictos y rigurosos, es un lenguaje de base de licitación; además, para hacer estudios de interconexión ya necesitas datos de un proyecto avanzado”, dijo la fuente.

A %d blogueros les gusta esto: