5 diciembre, 2021

La Farsa Democratica del PRI

Foto: Internet

Por: José Luis Castillo Báez* // @JLCastillopue

Por estos días, se están desarrollando las asambleas municipales de cara a la Asamblea Nacional que fijara la directriz que tomara el PRI de cara a los retos por venir, lamentablemente están resultando simples y llanas “convivencias” de esas que le encantan al dirigente (¿?) Néstor Camarillo Medina, pura sacadera de fotos y chisme de lavadero, pero debate y propuesta de cara a los enormes retos que implica sr oposición pues no, no hay nada.

Seguimos hundidos en un letargo electoral en el que, al menos en Puebla, nos han querido hacer creer que fue “una victoria avasalladora” nada más lejano de la realidad, con una dirigencia viviendo en un sueño surreal, o dirían por ahí “el sueño del opio” pregonando a los cuatro vientos que se ha recuperado y refundado la credibilidad del partido cuando en la práctica es todo lo contrario, se siguen teniendo a los mismos vividores del sistema y a sus crías en los cargos medianamente visibles que le han correspondido al partido, se ha hecho de lado a los mejores perfiles por privilegiar a los de siempre, a los Soto, a las Alcalá, quienes llevan lustros sirviéndose del partido, chupando la sangre de una cada vez más flaca gallina de los huevos de oro, quienes, y alzando la voz lo digo, han sido los responsables de la debacle por la que atraviesa el tricolor en el estado, ¿Cuál es ahora el argumento?
¿Por qué se cedieron esos espacios? Evidentemente no son los más preparados, simplemente tienen un apellido que lejos de ser un orgullo es un lastre.

En fin, totalmente ridícula la asamblea con la que Amlito pretende afianzar su sumisión al presidentito, como caro le ha salido a Puebla Camarillo y camarilla y su asquerosa sumisión al gobernador, es lo malo de tener dirigentes a los que cualquier auditoria puede doblegar, pero mientras no se entienda, seguiremos en caída libre hacia una cada vez más anunciada derrota y sobre todo coqueteando con la extinción, de la cual, y el tiempo me dará la razón, no estamos tan lejos.

¡He dicho!

A %d blogueros les gusta esto: