28 noviembre, 2021

Se desaprovechan en México las energías limpias

Para el Imco, las inversiones del sector privado en nueva generación pueden volverse inviables. Foto: AP

Diana Gante // reforma.com

Pese a que México ya cuenta con más del 30 por ciento de capacidad instalada para generar energía con fuentes limpias, sólo genera 26 por ciento.

A lo anterior se suma la ausencia de nuevos planes para crecer su instalación, por lo que los incrementos de capacidad y generación de energía limpia que se pudieron ver en los tres primeros años de Gobierno, derivados de las inversiones del sexenio anterior, ahora se verán limitados ante la falta de recursos para el tema en el Gobierno actual.

En el primer año de Administración del Presidente López Obrador, del total de la energía inyectada al sistema eléctrico, que fue de 177 mil 701 gigawatts-hora, el 20.9 por ciento corresponde a energías limpias y el 79.1 por ciento a energía convencional o fósil.

Mientras que para el tercer año de mandato, de los 261 mil 141 gigawatts-hora inyectados a la red, el 26.8 por ciento fue de energía limpia y el 73.2 por ciento de energía fósil.

Óscar Ocampo, coordinador de Energía del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), explicó que en los últimos años sí se ha incrementado el despacho de energía, pero como un efecto de las subastas de largo plazo implementadas de 2015 a 2017.

“Sí bien hemos visto crecimiento en la generación de energía limpia, la explicación no es otra más que los parques renovables, que comprometieron sus inversiones en las subastas de largo plazo, han estado entrando en operación durante esta Administración y eso le ha beneficiado al sistema eléctrico.

“Pero esto se va a acabar porque ya están terminando de entrar los últimos parques que se comprometieron con las subastas, por lo que estos incrementos ya no será como lo que se vió hace uno o dos años. Este porcentaje ya va a crecer de manera muy marginal, ya no hay margen para crecer”, aseveró Ocampo.

Además, recordó que las subastas eran la fórmula de cumplir con el Acuerdo de París, y que de cara con la COP 26, donde los países están reunidos para evaluar los compromisos firmados en 2016, la intención es establecer metas más ambiciosas, pero México va a presentarse litigando contra Greenpeace el no cumplimiento de las metas establecidas y sin nuevos compromisos claros.

“De no resolverse la disonancia entre lo que establece actualmente la ley y el discurso y las acciones implementadas por el Gobierno federal en el funcionamiento del sector eléctrico, las inversiones del sector privado en nueva generación se volverán inviables, pues el desarrollo de la industria depende de un balance continuo entre expectativas, certidumbre regulatoria y jurídica, y condiciones de crecimiento de la demanda”, según el análisis ‘Discurso y realidad: el despacho eléctrico en México durante la actual administración’, realizado por el Imco.

A %d blogueros les gusta esto: