27 enero, 2022

Alerta incertidumbre en compras médicas para 2022

Compras médicas de 2022 generan incertidumbre en el sector de proveedores, pues no saben si se llevarán a cabo por medio de UNOPS o Insabi. Foto: Archivo

Natalia Vitela // reformacom

Las compras médicas para 2022 en el sector salud generan incertidumbre para la Asociación Nacional de Proveedores de Salud (ANAPS), que preside Carlos Salazar Gaytán.

El representante del sector alertó que los fabricantes, importadores y comercializadores de dispositivos médicos todavía no saben si la compra consolidada del año entrante se llevará a cabo por medio de la UNOPS o del Insabi.

La inquietud se basa en que debido a la tardanza en los pedidos durante 2021 los dispositivos médicos que debieron haber llegado en enero a los hospitales, empezaron a surtirse en abril a nivel central y fue hasta junio, cuando ocurrió su llegada a los hospitales.

Salazar Gaytán dijo que respecto a las compras hechas por UNOPS en dispositivos médicos hay apenas un 78 por ciento de avance, y que también el IMSS y la Sedena gestionaron por su cuenta.

“Tenemos certidumbre de nuestra competitividad, pero cuando no hay certidumbre de cuándo salen los concursos, en qué montos; quién los va administrar y cuándo saldrían los pagos, entonces la industria decide frenar sus inversiones, su planeación de compra de materias primas y se viene todo este rezago de operación”, dijo.

El también director general de Medical Expo alertó que esto origina también la falta de planeación en las compras.

“Necesitamos de alguna una manera mejor planeación; trabajar de manera conjunta el Gobierno federal con proveeduría para poder sacar adelante esos planes”, planteó.

A esto se suma, indicó el representante de la ANPAS, que para hacer una planeación de compra de materia prima o de producto requieren de cinco meses más por el desfase que existe en el extranjero.

Además, abundó, de que hay un retraso muy importante para poder satisfacer las necesidades que demanda el sector salud.
Salazar Gaytán explicó que en dispositivos médicos entran productos higiénicos, ropa médica, desechables, consumibles hospitalarios, equipo médico de soporte, como equipo de ventilación, insumos de uso odontológico.

Así como software de desarrollo de aplicaciones médicas, equipos de diagnóstico, como tomógrafo, prueba de detección de glucosa o de Covid, o equipo de protección personal como caretas, cubrebocas o goggles.

Destacó que actualmente la mayoría es por compra directa y con quien tenga material disponible.

“Con el afán de resolver lógicamente el desabasto que hay a nivel nacional; es por ello, que necesitamos de alguna una manera una mejor planeación para trabajar de manera conjunta Gobierno federal para poder sacar adelante esos planes”, insistió.

A %d blogueros les gusta esto: