27 enero, 2022

Juez ordena devolver campus UDLAP a los Jenkins

*La orden incluye desbloquear las cuentas bancarias que fueron intervenidas en diversas instituciones

El 24to juez de lo Civil de la CDMX ejecutó la suspensión de amparo que permitiría a la Fundación Mary Street Jenkins y a la Fundación de la UDLAP obtener de vuelta la administración del campus de la universidad.Por medio de un comunicado, se publicó el fallo judicial a dos días de cumplirse cuatro meses de la toma de las instalaciones por un patronato designado por la Junta para el Cuidado de las Instituciones de Asistencia Privada del Estado de Puebla.

La orden indica que el Juez 24 de lo Civil de la Ciudad de México –quien también ordenó la intervención en el campus‑, ejecutó la suspensión de amparo a favor de las dos Fundaciones.

La Fundación MSJ detalló que la orden emitida invalida las medidas cautelares que desembocaron en “la ilegal incursión con policías estatales en la Universidad para devolver el campus al único patronato legítimo de la UDLAP, que preside Margarita Jenkins de Landa”.

Además, el documento confirma que se levanta el aseguramiento de cuentas bancarias que se suspendieron en diversas instituciones para restituirse a sus usuarios legítimos, la Fundación de la Universidad de las Américas Puebla.

Se ordena además, que las instalaciones del campus universitario sean regresados inmediatamente por medio del juez local en Cholula, quien intervino en la toma de las instalaciones, sin demora alguna.

“La ilícita intervención propiciada y respaldada por Miguel Barbosa, Gobernador de Puebla, ha sido revertida judicialmente y cualquier obstáculo que se fabrique para impedir que regrese el inmueble de la UDLAP, compromete de forma irreversible el ciclo escolar de la institución, peligrando con ello los anhelos de 10 mil familias que verían truncada la formación universitaria de sus hijos, que al día de hoy no han podido recibir sus clases por la ilícita toma ordenada por el Gobernador Barbosa y sus secuaces”, se expuso.

El documento añadió que los daños sociales y económicos “irreversibles” en la UDLAP son responsabilidad de las autoridades del gobierno del estado y de aquellos que intentaron apropiarse de patrimonio privado por medio de denunciantes “sin escrúpulos” que fracasaron en sus propósitos, “quienes serán llamados a asumir su responsabilidad”.

La Fundación Mary Street Jenkins instó a las autoridades competentes del Poder Judicial y del Poder Ejecutivo del estado devuelvan de inmediato la posesión de la UDLAP.

“Por lo cual convocaremos en breve a los estudiantes, padres de familia, académicos y empleados administrativos para que nos acompañen con alegría y de forma pacífica a recibir y celebrar el regreso a la normalidad de la FUDLAP”.

El gobierno estatal respondió que ya ha iniciado el proceso legal por la denuncia por un desvío de 720 millones de dólares de la Fundación Mary Street Jenkins a fundaciones en otras entidades del país e incluso al extranjero, a sabiendas que se encontraban destinados para obras sociales en Puebla.