28 noviembre, 2021

En mi hambre mando yo…

Por: Bruce Julis // @BruceJulis

Después de tres años Claudia Rivera deja la presidencia municipal, igual que todos los que terminan un gobierno, se va señalada y criticada por su mal desempeño, aunque no recuerdo en Puebla, por lo menos, algún Presidente que se haya ido con las palmas y la satisfacción del pueblo.

Es un hecho sin intentar justificar nada, que Claudia tuvo que lidiar con varios problemas, ser mujer, inexperta, de izquierda, joven y lo peor, el odio del gobernador.

Un gobernador que no tuvo reparo en gastar lo que fuera en ataques, descalificativos y guerra sucia, que ordenaba notas cada día a las plumas más caras y “sanguinarias del Estado”, esas que una vez lo patearon y lo revolcaron a él, igual que a Claudia, en la mierda.

Hoy ya lo que se pueda decir suena hueco, Claudia se va y su equipo en la intimidad donde se sientan más cómodos, analizaran en que se falló, que faltó, que no debió hacerse y por qué la estrategia falló.

Después de eso seguir su camino y con la juventud que le acompaña, emprender nuevos proyectos en la política, donde ya repuesta podrá aportar lo que ella sabe a su movimiento y regresar con nuevos bríos al camino de la política poblana o quizá nacional.

Hoy la estrella que llega es Eduardo Rivera Pérez, un nuevo presidente, que para su mala o buena suerte, ya estuvo en el Ayuntamiento y al igual de Claudia cuando dejó de serlo, fue criticado, señalado, abucheado y hasta odiado, sin olvidar que es un personaje, señalado en su momento, por el Gobernador Moreno Valle, como un estafador del Municipio al cual incluso, intentó meter a la cárcel, pero gracias a los acuerdos en lo oscuro, lo perdonó y hoy eso le permite regresar al Ayuntamiento y venderse como el que hará, lo que curiosamente, hace algunos años no pudo.

Pero la política es así y permite, que los de siempre se repartan el pastel olvidando las necesidades reales del ciudadano, que para fortuna de los políticos, tiene nula memoria, esperemos que pase el tiempo y veamos qué le depara a los poblanos, ya que su corta memoria, hoy los lleva a tomar la misma errónea decisión que falló, pero que hoy les vendieron, como “nueva” alternativa.

“La gente suele evitar las decisiones por miedo de cometer un error.

En realidad, la incapacidad para tomar decisiones es uno de los mayores errores de la vida”

#AxolotlMEDIA

https://www.axolotlmedia.com.mx/

A %d blogueros les gusta esto: