23 octubre, 2021

‘Es mejor la pobreza que la deshonra’

Featured Video Play Icon
AMLO insistió en que el dinero no da la felicidad. Foto: Héctor García

Antonio Baranda // reforma.com

Al reiterar su crítica contra la ambición al dinero y los gobiernos corruptos que se llenaban de lujos, el Presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que es mejor la pobreza que la deshonra.

En su conferencia diaria en Palacio Nacional, enfatizó que la felicidad no es lo material, los lujos, ni la acumulación de riqueza, y reiteró que la mamá y el papa del diablo es el dinero.

“Entonces a una gente que uno quiere, a un hijo, una gente cercana ¿Cuál es el mejor consejo? Es mejor la pobreza que la deshonra. No hay que ambicionar así lo material, el dinero; eso no es la vida, eso no es la felicidad”, sostuvo.

“Y no quiere decir que no se tenga para lo básico, se puede tener para la alimentación y para el vestido, y para el transporte y para también la distracción y para el disfrute; pero, como decía Juárez, la justa medianía”.

López Obrador pidió no olvidar que la felicidad es estar bien con uno mismo, con la consciencia y con el prójimo.

“Esa es la verdadera felicidad, no lo material, el lujo barato, las marcas, no, no, no, qué barbaridad, la ropa, los relojes, de mal gusto. Y que conste que no estoy en contra de quien, con esfuerzo, con trabajo, de conformidad con la ley logra un patrimonio”, aclaró.

“Siempre lo he dicho, merece respeto, porque no todo el que tiene es malvado, pero el lujo, la ostentación, es de mal gusto, es ofensivo; y si nos podemos alejar de eso, mejor. No quiere decir que no se busque tener lo necesario”.

Advirtió que llega a ser tanta la ambición que el dinero se convierte en un “dios”, por lo que recomendó a la gente, en particular a los jóvenes, alejarse “lo más que se pueda” del dinero y de lo material.

“Porque eso es una tentación y no necesariamente significa felicidad, a veces es la perdición lo material. El querer imitar, por eso hablo del aspiracionismo, la ropa de marca, las alhajas, los carros último modelo”, dijo.

“Y por eso también muchos toman el camino de las conductas antisociales, por la ‘Cheyenne, apá’, o sea, todo eso que se promueve, toda esa sociedad consumista, que no tiene que ver con buenos niveles de vida, buenas condiciones de vida”.

Agregó que ni la corrupción ni la máxima de que “el que no transa no avanza” son parte de la cultura mexicana ya que, por el contrario, existen muchos valores culturales, morales y espirituales en nuestro pueblo.

“Eso afortunadamente no tiene que ver con nuestras culturas, no tiene que ver con nuestro pueblo, no tiene que ver con nuestras familias, eso es arriba. Hubo un Presidente (Peña Nieto) que llegó a decir que la corrupción era parte de la cultura del pueblo de México, fíjense lo equivocado de ese Presidente”, observó.

“No, en el pueblo hay una gran reserva de valores culturales, morales, espirituales, en nuestro pueblo, en nuestras familias, eso es lo que hay que estar exaltando, y mucho trabajo con los jóvenes, mucho trabajo.

A %d blogueros les gusta esto: