23 octubre, 2021

Señala Greenpeace retroceso con reforma eléctrica

Greenpeace advirtió que reforma eléctrica devolvería al Estado el monopolio en generación, lo que representaría un retroceso y un error. Foto: Korín de la Cruz

César Martínez // Reforma

Greenpeace advirtió que en la propuesta de reforma eléctrica del Presidente Andrés Manuel López Obrador existe la posibilidad de regresar al monopolio Estatal en la industria, lo que consideró que sería un error y un retroceso.Tras revisar la iniciativa enviada al Congreso, la organización internacional la calificó como una propuesta con elementos positivos, pero también con retos.

El análisis fue realizado por Pablo Ramírez, Especialista en Energía y Cambio Climático de Greenpeace México, quien consideró que es positivo que se devuelva a la Nación la potestad de los recursos naturales.

Sin embargo, criticó que la iniciativa también indique que corresponde exclusivamente a la Nación el área estratégica de la electricidad, consistente en generar, conducir, transformar, distribuir y abastecer energía eléctrica, lo que cancela proyectos de comunitarios.

Se cancelaría la posibilidad de que los privados, incluidas las personas en sus casas, puedan generar electricidad, regresando al esquema de monopolio estatal absoluto que existió durante mucho tiempo“, señaló.

Esto sin duda sería un grave error y un retroceso en el camino hacia democratizar la energía“.

Recordó que los proyectos de generación distribuida han servido para combatir inequidades y generar acceso a la energía en sectores de la población que sufrían de pobreza energética.

También criticó que los parámetros de seguridad y confiabilidad quedarán a discreción de la CFE.

Pero lo que nos deja claro el resto de la iniciativa es que las energías renovables, en el texto ‘intermitentes’, no son consideradas ni seguras ni confiables por las autoridades, por lo que no serán consideradas en el despacho, a pesar de tener costos nivelados mucho más bajos“, señaló el experto.

Esto abre la puerta también a que tecnologías que no estaban siendo despachadas por su alto costo de generación, ambiental y de salud, como el carbón y combustóleo, puedan ser despachadas de manera prioritaria“.

Greenpeace México exigió que la pugna ideológica no retrase la transición energética que reduzca las emisiones de gases de efecto invernadero.

Entender la energía como un área estratégica podría resultar positivo porque eliminaría el carácter mercantil de la electricidad y consideraría como un derecho“, indicó.

Lo problemático en esta situación es el cómo se garantiza ese derecho, porque el derecho a la energía no puede eliminar el derecho a la salud y a un medio ambiente sano“.

A %d blogueros les gusta esto: