23 octubre, 2021

Arrecian indagatorias de UIF contra dirigentes deportivos

Varias federaciones de deporte amateur están bajo la lupa. Foto: Especial

Adrián Basilio // reforma.com

Dos presidentes de federación deportiva nacional han pisado la cárcel en los últimos cinco años y apenas hace unos días se le vinculó a proceso a uno, el de natación, por irregularidades financieras en sus respectivas gestiones.

Aunque en la segunda parte de la administración pasada, el entonces responsable del deporte nacional, Alfredo Castillo, emprendió una campaña contra la corrupción en las federaciones y llegaron los encarcelamientos de los responsables del atletismo y el tiro con arco, Antonio Lozano y Effy Sánchez, respectivamente, las anomalías en las federaciones no terminaron y ahora las autoridades fiscales están actuando en consecuencia.

Las acusaciones contra estas asociaciones civiles por desvíos de millones de pesos se han incrementado, ante esto, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público las tiene actualmente en la mira, sobre todo aquellas que han sido denunciadas y que además también enfrentan problemas administrativos y de normatividad a nivel local e internacional.

Ricardo Contreras, responsable del boxeo tricolor desde hace 33 años, es uno de los primeros señalados y acusa que las acciones de la UIF son parte de una campaña para desprestigiar a federativos que han alzado la mano para suceder a Carlos Padilla, como presidente del Comité Olímpico Mexicano.

El proceder de la UIF es parte de la política anticorrupción que enarbola el actual gobierno y parte de denuncias de personas vinculadas al deporte, desde administrativos hasta deportistas y entrenadores e incluso de otros directivos que se han visto afectados porque sus sueldos y becas llegaron incompletas o simplemente dejaron de fluir, entre otras irregularidades.

Bajo este esquema de trabajo es que Kiril N., responsable de la natación tricolor, fue vinculado a proceso el pasado 26 de septiembre por el delito de peculado al señalársele como integrante de una red de enriquecimiento ilícito a costa de la Federación Mexicana de Natación así como desvío de recursos.

También falla en lo deportivo

Además de las irregularidades financieras y administrativas, la Federación Mexicana de Natación también ha generado controversia por las decisiones técnicas de su presidente Kiril N. en cuanto procesos internos para integrar selecciones nacionales de clavados, como ocurrió para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

El proceso en los saltos ornamentales estuvo enmarcado por su opacidad. Nunca se supo si fue un selectivo o un control técnico que además cambio de fecha, impactando en las curvas de entrenamiento de los clavadistas y propiciando que varios de ellos no tuvieran el desempeño adecuado, como Randall Willars (medallista olímpico juvenil) y en consecuencia no alcanzar el estatus de seleccionados olímpicos.

Los clavados se hicieron presentes en el podio olímpico de Tokio 2020 por conducto de Alejandra Orozco y Gabriela Agúndez en la plataforma sincronizada.

@abasiliocancha

A %d blogueros les gusta esto: