23 octubre, 2021

Inician Gobiernos con deudas y sin pagar nóminas

Foto: Reforma

Foto: Grupo REFORMA

Óscar Uscanga // reforma.com

Tras asumir sus cargos, los nuevos Gobernadores de Chihuahua, Zacatecas, Sonora, Campeche, Nayarit y San Luis Potosí alertaron sobre el desastre financiero que recibieron en sus estados y que los tiene sin dinero para pagar nóminas, pensiones y proveedores.

María Eugenia Campos, Gobernadora panista de Chihuahua, señaló que su correligionario partidista, Javier Corral, le dejó una deuda de 11 mil millones de pesos con proveedores.

“El Gobierno de Corral vivió de créditos a corto plazo y, cuando no se pudo endeudar más, empezó a sobrevivir de fiado. Tenemos la idea de empezar a pagar a proveedores, (pero) son demasiados”, reveló.

Hace unos días, la Gobernadora pidió un crédito de 800 millones de pesos para enfrentar los adeudos.

El morenista David Monreal acusó que el priista Alejandro Tello dejó la Administración vacía en Zacatecas y que no encontró recursos para pagar la nómina de maestros, por lo menos hasta diciembre, ni para proyectos carreteros o del campo.

“Nuestras deudas rebasan por mucho a nuestros ingresos; las finanzas de los municipios están deshechas, nuestro estado agoniza”, declaró hace unos días.

Apenas el lunes pasado, Monreal acudió a la Secretaría de Gobernación para gestionar que la Federación los apoye con el pago de la nómina magisterial para el resto de 2021 y 2022, y con el pago a pensionados.

En Nayarit, Miguel Ángel Navarro pidió a la Federación asumir la nómina y pagos de Salud estatal para poder enfrentar la deuda de 3 mil 450 millones de pesos que tiene el Gobierno con la Universidad Autónoma de Nayarit, y de 9 mil millones de pesos con el IMSS, SAT e Infonavit.

El morenista recibió la Administración de manos del panista Antonio Echevarría, a quien el Presidente Andrés Manuel López Obrador invitó a formar parte de su Gobierno.

“Le pido al senador (Ricardo) Monreal y a mis compañeros hermanos y hermanas del Senado, échenme la mano, Nayarit quiere despertar y salir adelante, les pido por favor”, clamó Navarro.

Alfonso Durazo, Gobernador de Sonora, dio a conocer que recibió la Entidad con una deuda de 23 mil millones de pesos, y Layda Sansores, de Campeche, reportó una deuda de 700 millones de pesos con Hacienda por impuestos no pagados.

En San Luis Potosí, el pevemista Ricardo Gallardo aseguró que, como “herencia maldita”, recibió el Estado con una deuda de 16 mil millones de pesos.

“Decían que nuestra deuda estatal era de 4 mil 700 millones, cuando solamente eso era la punta”, reprochó.
En Nuevo León, la Administración saliente ha asegurado que dejará recursos para el gasto ordinario del Gobierno y no heredará deuda de corto plazo.

Sin embargo, no está garantizado el pago de un bono especial que se otorga a los maestros en noviembre y que antes aportaba el Gobierno federal.

En los próximos días también asumirán los nuevos Gobernadores de Michoacán, Guerrero y Colima (Alfredo Bedolla, Evelyn Salgado e Indira Vizcaíno, respectivamente), entidades que registran paros y protestas de policías, maestros y trabajadores de salud por falta de pagos.

A %d blogueros les gusta esto: