27 octubre, 2021

‘Calienta’ gas las tarifas de luz

Foto: Especial

Marlen Hernández // reforma.com

El encarecimiento que está registrando el gas natural en Estados Unidos, como consecuencia de la reactivación económica y el temor de que escasee más con la llegada del invierno, está elevando ya las tarifas de electricidad para algunos usuarios industriales en México.

María José Treviño, directora de Acclaim Energy México, refirió que actualmente algunos usuarios calificados -empresas que tienen contratos con suministradores distintos a la CFE- han experimentado alzas en gastos por energía de 13 por ciento comparado con agosto del 2020 y de un 7 por ciento respecto a agosto del 2019.

No obstante, aclaró, incluso con ese aumento esas empresas siguen ahorrando respecto a las tarifas que les aplicaría la CFE.

El 60 por ciento de la electricidad en México se genera quemando gas natural y, dependiendo del nivel de precios del energético, el gas representaría entre el 50 y el 60 por ciento del costo de generación de esas centrales eléctricas.
Aparte, Federico Muciño, socio de la consultora energética Epscon, explicó que en el caso de los usuarios calificados, el traslado de los mayores costos de generación depende del tipo de contrato con el que cuentan.

Existen contratos con tarifas fijas, otros que establecen descuentos respecto a las cobradas por la CFE y otros en los que se pacta transferir al usuario el costo del combustible.

“Hay contratos, aunque no son la regla ni la mayoría, que traspasan íntegramente el costo del gas natural con un factor llamado ‘heat rate’, en donde, por ejemplo, si mi planta produce 7 megawatts-hora por cada millón de BTUs de gas natural, entonces con base a este factor y el consumo de energía se calcula el uso del gas que se multiplica por un índice de precios que puede ser el Houston Ship Channel o Waha”, describió Muciño.

En el caso de los usuarios industriales y comerciales cuyo suministrador es la CFE, el especialista indicó que una fórmula de prorrateo con la que se calculan las tarifas distribuye los costos de generación en los siguientes 24 meses para suavizar los incrementos y las caídas de precios.

“El Gobierno federal ha decidido que las tarifas, independientemente de la metodología de cálculo, no se incrementarían por arriba de la inflación y sin duda este aumento en el gas pondrá a prueba esa voluntad”, expuso.

En el caso de las tarifas residenciales de la CFE de bajo consumo, ante el alza en los costos de generación el Gobierno ha reaccionado concediendo mayores subsidios, para que el servicio no se encarezca más allá de la inflación, política que podría continuar.

Esto no sería así en la tarifa Doméstica de Alto Consumo, que no cuenta con subsidio y en la que sí se trasladaría el aumento en el costo de gas con un mes de desfase.

Ayer, tras un avance de 2.3 por ciento, el contrato a futuro del gas a un mes cerró en 5.84 dólares por millón de BTUs, su nivel más alto desde el 21 de febrero del 2014, cuando cotizó en 6.14 dólares.

En el último mes acumula un incremento de 33.6 por ciento o 1.47 dólares, de acuerdo con datos de Bloomberg.

A %d blogueros les gusta esto: