19 octubre, 2021

Aspirantes a Rectoría BUAP presentan sus planes de trabajo ante Consejo Universitario

*Será el próximo lunes 20 de septiembre cuando se celebrará la jornada electoral y el miércoles 22 la calificación de la elección.

*La toma de protesta será el próximo 4 de octubre

A dos días de distancia de la jornada electoral para la renovación del cargo de Rector en la BUAP, en apego a la base 28 de la convocatoria correspondiente, las candidatas María Lilia Cedillo Ramírez y María del Socorro Guadalupe Alicia de la Inmaculada Concepción Grajales y Porras, así como Ricardo Paredes Solorio presentaron ante el pleno del Consejo Universitario su plan de trabajo 2021-2025.

Durante la octava sesión extraordinaria, los aspirantes participaron por orden alfabético y cada uno contó con 20 minutos para exponer los puntos principales de sus respectivos programas de trabajo, para posteriormente, responder las inquietudes de los consejeros universitarios de distintas unidades académicas.

Lilia Cedillo Ramírez obtuvo la primera participación, quien precisó que su plan de trabajo se encuentra alineado a la Ley Federal de Educación, planteó que su gestión será ética, honesta, transparente y comprometida; mantendrá una relación abierta y respetuosa con el autoridades estatales; y tendrá la firme disposición de rendir cuentas de los recursos asignados, así como de los productos que genera la Universidad, siempre con respeto mutuo y en apego a la autonomía.

Su propuesta está sustentada en tres enfoques: innovación, responsabilidad social y visión global. La intención, dijo, es generar experiencias educativas transformadoras, lograr la reconfiguración de espacios físicos y virtuales para garantizar la seguridad al regreso de las actividades presenciales, así como el rediseño en el ámbito docente.

Al referirse a una de las funciones sustantivas de la Universidad, dijo que la investigación debe ser abierta y comprometida. De ahí que fortalecerá los grupos de investigación, sobre todo, aquellos que requieren de recursos económicos e impulso para consolidar ambas tareas y lograr un equilibrio. En materia de investigación aplicada propuso incrementar la vinculación con la sociedad y el entorno, así como gestionar apoyos para contar con fondos para las publicaciones, dar mantenimiento oportuno al equipo de laboratorio y brindar un modelo de ciencia abierta, lo que va de la mano con la corresponsabilidad social y solidaria, la cual se logrará a través de la estabilidad, la vinculación y el valor agregado.

Lilia Cedillo aseguró que de resultar electa, su gestión se caracterizará por dar importancia a la innovación, pero sobre todo a la inclusión de todas las y los universitarios, esto con una gestión cercana a la comunidad universitaria, con un trato franco y amable que permitirá formar verdaderos equipos, parte de un gran compromiso.

La segunda participación fue de la maestra Guadalupe Grajales y Porras, quien afirmó que la Universidad es cuna de la ciudadanía crítica y constructiva, por lo que defendió la autonomía y se pronunció por el ejercicio pleno de esta para evitar la desigualdad entre los trabajadores académicos y no académicos, garantizar la certeza laboral, así como la gratuidad de la educación superior.

Asimismo, habló de la necesidad de revisar las percepciones salariales e incrementarlas gradualmente en 20 por ciento, mejorar las condiciones laborales del docente, transparentar la asignación de plazas, respetar la autonomía académica y apoyar con recursos el ingreso de posgrados al Programa Nacional de Posgrados de Calidad del Conacyt.

Por otra parte, subrayó la importancia de revisar los planes de estudio para elevar los índices de titulación y fortalecer vínculos con universidades nacionales y extranjeras.

Con el fin de reequilibrar las relaciones de género al interior de la Institución, propuso convocar a la comunidad universitaria a una investigación interdisciplinaria para realizar un diagnóstico en este ámbito y así eliminar inequidades. En cuanto al regreso presencial, se manifestó por un diagnóstico, diseño, planeación y objetivos post pandemia, que permitan el tránsito seguro de lo virtual a lo presencial.

La última presentación fue la del doctor Ricardo Paredes Solorio, quien se pronunció por avanzar en la transformación de la BUAP y lograr una Universidad plural, inclusiva y con equidad, bajo las premisas de legalidad, autonomía y transparencia.

Se manifestó por las funciones sustantivas de la Universidad, con un enfoque especial en la academia, la administración y el gobierno. Las prioridades en su gestión, dijo, serán los estudiantes, los docentes e investigadores, así como el personal administrativo y de servicios.

Sus ejes estratégicos: lograr la certificación del Sistema de Gestión de Calidad; promover la capacitación al personal docente, impulsar un núcleo básico de investigación y lograr una eficiencia administrativa.

También planeó el fortalecimiento de los complejos regionales para garantizar que los niveles de calidad e infraestructura sean iguales a las sedes en la capital de Puebla. Propuso también eliminar las cuotas para ingresar a la Universidad.

Tras cumplir con la presentación del programa de trabajo de los candidatos a Rectoría, el lunes 20 de septiembre se celebrará el Proceso de Auscultación Sectorial Electrónica en la siguiente página.

Será el miércoles 22, cuando la Comisión Electoral califique la elección; la toma de protesta del vencedor será el 4 de octubre, fecha en la que el Rector Alfonso Esparza Ortiz rendirá su último informe de labores.

A %d blogueros les gusta esto: