18 septiembre, 2021

Dan plan educativo millonario a novata

Pamela López Ruiz, administrador del programa 'La Escuela es Nuestra'. Foto: Especial

El Presidente ha colocado a ex integrantes de su Ayudantía en direcciones clave del Gobierno con el argumento de que, antes que la experiencia, lo importante es la honestidad. Foto: Especial

Claudia Guerrero // reforma.com

Sin contar con experiencia laboral en ningún sector, una funcionaria pasó de la Ayudantía de Presidencia a administrar el programa federal “La Escuela es Nuestra”, que concentra una bolsa de 12 mil millones de pesos sólo para este año.

Pamela López Ruiz obtuvo en enero pasado un cargo en la Ayudantía del Presidente Andrés Manuel López Obrador, lo que representó su primera incursión en el mercado laboral.

Cinco meses después, se convirtió en directora del programa que, aunque forma parte de la operación de la Secretaría de Educación Pública (SEP), su ejecución es supervisada directamente por la Presidencia, desde la Coordinación General para Programas de Desarrollo.

“La Escuela es Nuestra” sustituyó al Instituto Nacional de Infraestructura Física Educativa (Inifed), que fue creado en 2008 y eliminado en 2019 por el Gobierno de López Obrador.

En aquel órgano laboraban 248 funcionarios, entre supervisores especializados, técnicos en materiales y verificadores de obra, entre otros.

Para el diputado panista Héctor Saúl Téllez, el perfil de López Ruiz es una puerta a la corrupción en el Gobierno federal, por su nula experiencia en el manejo de programas sociales y por el monto tan elevado que administra.

“Veo con mucha preocupación la perversa acción del Presidente de nombrar en áreas estratégicas, donde generalmente hay un manejo considerable de recursos, a personas de su confianza que no tienen experiencia, y que además van a operar o administrar de forma opaca, con falta de transparencia, esos recursos.

“Es increíble que un programa tan opaco y con reglas tan discrecionales, esté siendo dirigido por una persona cuyo único mérito es ser una persona cercana al Presidente. Eso genera sospechas y abre la puerta para actos de corrupción”, dijo.

El 3 de marzo, López Ruiz declaró ante la Secretaría de la Función Pública (SFP) que laboraba en la Coordinación General de Política y Gobierno de Presidencia, con un nivel de subdirectora de área, realizando labores en la Ayudantía y con un salario de 31 mil 250 pesos mensuales.

López Ruiz declaró que concluyó la licenciatura en Arquitectura en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y que nunca había ocupado un puesto de trabajo.

El presupuesto de “La Escuela es Nuestra” podría aumentar en más de mil 680 millones de pesos para 2022, ya que el Presidente pidió a la Cámara de Diputados una partida de 13 mil 964 millones de pesos.

De acuerdo con la SEP, los objetivos del programa son dignificar las condiciones de las escuelas, evitar la corrupción, el dispendio, el clientelismo y la discrecionalidad en el manejo del presupuesto destinado a la infraestructura educativa.

También se busca agilizar la entrega de recursos, eliminar trámites y reducir el costo burocrático, ya que el dinero es enviado directamente a los padres de familia, quienes deben integrar un Comité Escolar de Administración Participativa, que decide las mejoras y obras, y revisa el informe sobre el ejercicio del gasto.

A %d blogueros les gusta esto: