15 agosto, 2022

Hidalgo, entre la traición y la derrota anunciada

Por: José Luis Castillo Báez* // @JLCastillopue

Pues el día de ayer, y como lo habíamos anticipado en nuestra columna anterior, se empiezan a manejar los nombres de los posibles candidatos a la gubernatura del estado de Hidalgo, donde y como puntualmente mencionamos, se hace notorio el nombre de Carolina Viggiano Austria, secretaria general del CEN del PRI y diputada por la vía plurinominal a la siguiente legislatura ya que, como todos lo sabemos hubo agandalle de los espacios plurinominales por parte de Alejandro Moreno Cardenas y todos sus incondicionales.

Lo que indigna a los priistas es que, de entrada se manejan dos nombres por parte del PRI Nuvia Mayorga y Carolina Viggiano, dejando de lado a quien si tiene posibilidades reales de ganar la contienda electoral del 22 en Hidalgo en la persona de Israel Felix Soto, otra pésima decisión por parte del CEN del PRI que parece que está entregando las plazas en una ya por demás sospechosa imposición de candidatos.

¿Por qué llama la atención la designación de Viggiano, porque es un hecho que ella será la abanderada del PRI en el estado de Hidalgo? Pues como primer punto es esposa de Rubén Moreira ex-gobernador de Coahuila, diputado plurinominal a la siguiente legislatura por parte del PRI y por cierto será coordinador de la bancada tricolor, aquí y por donde se quiera ver es un escandaloso caso de nepotismo político, vaya es asqueroso.

Como segundo punto, su paso por la secretaria general del partido ha sido totalmente gris y carente de trabajo real, y objetivamente hablando no ha hecho nada que le mereciera llegar a la tribuna más alta de la nación, vaya ser la esposa de quien lo es no es mérito alguno, por el contrario, debería imposibilitar y limitar las aspiraciones de quien no se ha ganado un espacio a pulso, simplemente se negocian en lo más alto del edificio de Insurgentes las posiciones y las instrucciones del inquilino del palacio nacional, porque queda claro, con estas designaciones que, quien realmente dirige al PRI no es Moreno Cardenas, que solamente está haciendo un papel lamentable y humillando al ya muy escaso priismo que queda, relegando al otrora partidazo a una rémora de Acción Nacional, lo mismo en lo nacional que en los estados de la república, designando presidentes chiquitos y sin visión política, simples peones que obedecen y callan ante la estrepitosa caída que está sufriendo el PRI.

Con la designación de Viggiano Austria, se estaría pactando perder Hidalgo y sobre todo, caer por lo menos hasta la tercera fuerza electoral en el estado, que dicho sea de paso si sería una catástrofe ya que, es de los poquísimos estados que sigue gobernando el PRI, al tiempo…

¡He dicho!

*José Luis Castillo Báez es delegado de la cuarta circunscripción de la Corriente Crítica (CC) del CEN del PRI y miembro del Consejo Estatal del CDE del PRI en Puebla

A %d blogueros les gusta esto: