28 julio, 2021

Ratifica S&P calificación BBB a México

S&P ratificó la calificación para la deuda soberana de México en BBB, con perspectiva negativa, ante una gestión macroeconómica cautelosa. Foto: Diego Bonilla Flores

Jorge Cano // reforma.com

La calificadora Standard & Poors Global Ratings (S&P) ratificó la nota para la deuda soberana de México en BBB, ante una gestión macroeconómica cautelosa y deuda estable.

No obstante, S&P mantiene una perspectiva negativa debido al riesgo de un recorte de calificación en los próximos 12 meses por el debilitamiento de las finanzas públicas, probablemente derivado del manejo de los complejos desafíos fiscales relacionados con Pemex, o de la posibilidad de que algunas iniciativas gubernamentales puedan presionar aún más el entorno empresarial, aseguró la calificadora.

Con ésta, se acumulan siete ratificaciones de la deuda soberana en la primera mitad de 2021.

La calificación de México se basa en la fortaleza de su democracia, la cual ha generado estabilidad política y cambios regulares de Gobierno en las últimas dos décadas, dijo S&P.

En las pasadas elecciones no se presentaron problemas ni impugnaciones para alrededor de 20 mil cargos, las más grandes en la historia reciente del país, destacó la calificadora.

Asimismo, México ha mantenido políticas fiscales y monetarias cautelosas y un régimen cambiario flotante que han mantenido el acceso a los mercados de capitales internacionales, incluso en periodos de tendencias adversas a nivel mundial.

Sin embargo, señaló S&P, los cambios en algunas otras políticas internas en los últimos años están dañando la confianza del sector empresarial, lo que limita potencialmente el crecimiento del PIB, a pesar de los beneficios del T-MEC.

“En 2021, esperamos un crecimiento del PIB real en torno a 5.8 por ciento impulsado por la robusta demanda de Estados Unidos. Para 2022-2024, esperamos que el crecimiento se desacelere hacia tasas de tendencia con base en una baja inversión privada, informalidad y limitado acceso al crédito”, estimó.

Además, México no ha logrado dinamismo económico en comparación con otros mercados emergentes ni ha mejorado la seguridad pública. Esto ha llevado a una mayor polarización en el País, entre partidos tradicionales y más coaliciones o movimientos antisistema.

A futuro, S&P espera que el Gobierno mantenga las políticas de austeridad, a pesar de un aumento de la pobreza y una de las tasas de mortandad más altas asociadas con la pandemia a nivel mundial.

No obstante, existe el compromiso de apoyar a Pemex con inyecciones de capital, alivio tributario y a través de operaciones de gestión de deuda.

“En nuestra opinión, tales medidas de apoyo pueden empeorar las finanzas públicas del soberano en ausencia de ajustes de políticas”, afirmó la calificadora.

Gabriel Yorio, subsecretario de Hacienda, refirió que la calificadora destaca el trabajo del Gobierno con el sector privado en la implementación de los dos paquetes de infraestructura y resalta el compromiso con la prudencia fiscal, mantener la deuda controlada y estable, y la estabilidad macroeconómica.

“Esta ratificación beneficia a la economía mexicana en su totalidad al permitir acceso a financiamiento”, señaló en Twitter.

La calificación BBB indica aún grado de inversión, pero con tensiones a largo plazo.

A %d blogueros les gusta esto: