24 junio, 2021

Dormir es parte de una buena rutina para el deportista

Juan Rojas // Soy Maratonista

El descanso es uno de los pasos, sino el más importante y presente dentro de toda rutina de ejercicio, sin importar de qué tipo sea o que tan exigente en cuanto a rendimiento o resistencia.

Ahora ¿Por qué el descanso es tan importante para nuestro cuerpo?

El cuerpo realiza ciertos procesos de restauración vitales, como la regeneración celular (determinante para la piel y su cuidado) mientras descansa.

La reposición de energía.

La restauración de músculos y órganos.

Preserva la conservación del mismo, entre otros.

El descanso de un atleta

Si bien cualquier cuerpo requiere de un buen descanso, el de un atleta lo necesita muchísimo más. Esto se debe al desgaste energético durante el ejercicio, ya que si bien ejercitarnos trae consigo una larga lista de beneficios, sus facultades y resultados solo podrán ser visibles si el cuerpo recibe el descanso necesario para recuperarse.

¿Eso quiere decir que entonces el ejercicio desgasta al cuerpo? por el contrario, lo favorece, pero lo importante a destacar en este tema es que una buena sesión de ejercicio no solo viene compuesta por una serie de rutinas y repeticiones, también debe venir complementada con una buena alimentación y el descanso requerido, para así poder tener un ciclo deportivo completo y sano.

Cuando el descanso se realiza de manera equilibrada, en especial al momento de dormir (bien sea una siesta o un sueño largo de entre 7 y 8 horas), se da la reparación de cualquier daño que hayan podido sufrir los músculos durante la actividad física.

Si no existe descanso, se corre el riesgo de debilitar el cuerpo, exponiéndose a más lesiones.

Tu aliado: Un buen sueño

Algo fundamental a destacar es tener presente que contar con el mejor equipo para dormir es fundamental a fin de lograr el cometido de tener un descanso reparador.

Así como al momento de entrenar requieres de herramientas como pesas, barras, ligas, una ropa adecuada para entrenar o unas buenos zapatillas, para el descanso también se necesita contar con lo imprescindible para cumplir con un ciclo completo de sueño óptimo.

Además de la alimentación y la preparación previa antes de irnos a la cama, la calidad de descanso aumenta con factores externos que a veces pasamos por alto como la habitación donde se va a descansar, y equipos para dormir como el colchón (tal vez el más importante) o la almohada; e incluso que la habitación cuente con una buena iluminación, propicia para el descanso.

Los atletas al tener unas condiciones distintas a los demás, también poseen diferentes necesidades a la hora de descansar. La calidad del reposo será determinante en qué tan eficiente será la regeneración y reposo del cuerpo, ya que un ciclo seguido e ininterrumpido tendrá mejores resultados que una noche de sueño inconstante.

Por ello, un buen colchón lo es todo en lo que a sueño se refiere. Estudios confirman que colchones con la tecnología y composición correcta permiten al cuerpo el poder descansar de una forma cómoda y sana, ya que estos se amoldan a la curvatura natural de cada cuerpo, lo que previene lesiones musculares.

Un dato importante para saber si tu colchón es el ideal es revisar si posee núcleo de Hrx de alta, material viscoelástico o capa Airgocell.

La higiene mental

Por supuesto, no olvidemos que el deporte tiene una clara influencia en la calidad del sueño y, por tanto, en nuestra higiene mental.

Tengamos presente que el realizar ejercicio influye no sólo en nuestro bienestar físico. Cuando nos ejercitamos, nuestro cuerpo produce serotonina junto con un conjunto de endorfinas que nos liberan del estrés y las preocupaciones.

Si mantenemos al deporte como un espacio positivo este podrá además traer otros beneficios como disciplina y confianza.

Ahora bien, esta llamada higiene mental va muy de la mano con el descanso, pues cuando dormimos bien le damos alivio no sólo a nuestro cuerpo sino también a nuestra mente. El descanso nos reinicia y brinda la calma que necesitamos para así lograr dicho equilibrio no solo a nivel físico, sino a nivel emocional.

A %d blogueros les gusta esto: