24 junio, 2021

Contribuye Tula con 18% de contaminación

Foto: NEGOCIOS / Staff

La refinería de Tula, Hidalgo, aporta la mayor cantidad de combustibles que consume la Ciudad de México, pero también de contaminantes.

Un 18 por ciento de la contaminación que registra la Ciudad de México es ocasionada por la refinería “Miguel Hidalgo”, en Tula, propiedad de Petróleos Mexicanos (Pemex), de acuerdo con un estudio de México Evalúa.

El complejo de Tula genera 97 por ciento del dióxido de azufre, 45 por ciento de las partículas PM2.5 (microparticulas de polvo, cenizas, hollín, metálicas, cemento y polen respirable) y 43 por ciento de los óxidos de nitrógeno.

Como parte de la investigación se habló con pobladores que han vivido los efectos de la contaminación de Tula.

Benjamín Ortiz, agrónomo del Valle del Mezquital, explicó que toda la contaminación es capturada por la tierra de la región.

“Los contaminantes de metales están quedando en el suelo, son absorbidos en los tejidos y están siendo consumidos por la población humana. Las emisiones de azufre son terribles, la refinería ‘Miguel Hidalgo’ es un foco de emisiones de gases contaminantes gravísimos para la región.

“Con esto se genera daño a los pulmones de los niños, la respiración de partículas muy pequeñitas, cristales que se meten en los pulmones y provocan un daño terrible”, advirtió Ortiz.

Al respecto, María Fernanda Ballesteros, coordinadora del Programa de Regulación y Competencia de México Evalúa, explicó que apostar por una mayor producción petrolera implica riesgos para la población que deben ser tomados en cuenta.
Apostarle a las refinerías y a producir más petróleo trae riesgos y costos que todos los mexicanos deben conocer, afirmó Ballesteros.

“Esta apuesta energética es una de las prioridades de este Gobierno. Hoy Tula es la mayor generadora anual de contaminantes en Hidalgo y alcanza al Valle de México… la población aledaña a la refinería padece enfermedades gastrointestinales, cancerígenas y dermatológicas ocasionadas por la cantidad de metales pesados que están presentes en el agua.

“Incluso la actividad económica de estas comunidades, que se dedican principalmente a la agricultura, se ve terriblemente mermada por la contaminación de la zona. ¿Es esta la idea de desarrollo que queremos para nuestros hijos?”, expuso la directiva de México Evalúa.

La semana pasada, el Presidente Andrés Manuel López Obrador fue cuestionado en su conferencia matutina sobre los daños a la salud que ocasionan las refinerías.

López Obrador negó las afectaciones diciendo que “no era cierto, que lo más importante es la vida” y que de ser cierto sería expuesto por Grupo REFORMA.

“Si fuese cierto lo que planteas (…) así como se plantea, ya hubiese salido en el REFORMA”, dijo.

A %d blogueros les gusta esto: