6 mayo, 2021

Viajan más a EU, pero por vacunas

Foto: NEGOCIOS / Staff

Arely Sánchez y Azucena Vásquez // reforma.com

Andrés Moreno viajó en marzo a Estados Unidos con un objetivo: aplicarse la vacuna contra el Covid-19.

Es mexicano, padece asma y debido a que tiene 31 años de edad era poco probable que este año le aplicaran en México la vacuna, pues el ritmo que lleva el programa del Gobierno es lento.

Su itinerario comprendió volar a Dallas y rentar un auto para llegar a un hospital de Texarkana, Texas, donde luego de contestar un cuestionario le aplicaron la primera dosis, de Pfizer.

Para la segunda dosis sólo tuvo que viajar a Dallas, donde lo vacunaron incluso sin cita.

No es el único caso.

Al menos uno de cada cuatro personas vacunadas contra Covid-19 en los condados de la frontera sur de EU podrían ser turistas, principalmente mexicanos, que viajan para recibir el fármaco, estimó el Centro de Investigación en Turismo Médico (CMTR).

Alrededor de 53 mil dosis podrían haber sido aplicadas a personas no residentes de esos condados, señala el Centro, que forma parte de la Universidad del Verbo Encarnado (UIW) de San Antonio Texas.

“Estadísticas nos muestran que probablemente hay decenas de miles de mexicanos u otros inmigrantes latinos que han venido a Estados Unidos por turismo de vacunas”, dijo David G. Vequist, fundador e investigador del CMTR.

Al inicio del proceso de vacunación, expuso, muchos de los departamentos de salud, clínicas, hospitales, farmacias y consultorios en EU exigían que las personas a vacunar fueran residentes del condado.

“Pero en la mayoría de los casos recibían la vacuna incluso sin tener prueba de ser del condado. Por lo tanto, lo más probable es que un inmigrante o un turista médico no sea rechazado.

“Empresas privadas, como farmacias, empezaron a ofrecer las dosis el 8 de enero de este año. Para el 29 de marzo, la cantidad de farmacias y otros proveedores alternativos se había duplicado en EU”, agregó.

En enero y febrero, 2 millones 628 mil pasajeros volaron entre ambos países, señala la Agencia Federal de Aviación Civil.

El CMTR no tiene cálculos sobre la derrama económica que generan quienes viajan por vacunas a EU.

Sin embargo, un turista que llega a ese país para una cirugía pasa entre 7 y 14 días y gasta alrededor de mil 507 dólares en alojamiento, 961 en alimentos y bebidas y 498 en turismo.

“El turista de vacunación diurna quizá sólo gastaría 150 dólares en hotel (si se queda a dormir), 96 dólares en comida y 49 en turismo”, expuso G Vequist.

Andrés gastó alrededor de 30 mil pesos en su viaje, entre boletos de avión, estancia, renta de auto y otros rubros.

El fundador del CMTR dijo que como en Estados Unidos la vacuna se distribuye de forma gratuita, el problema al que se enfrentan quienes viajan por este motivo es la disponibilidad de las dosis.

A %d blogueros les gusta esto: