17 septiembre, 2021

Genera negocio también Santa Lucía

Aeropuerto Felipe Ángeles detonó auge inmobiliario en Tecámac, Zumpango, Hueypoxtla y Jaltenco, vecinos de la todavía Base Militar. Foto: Óscar

Grupo REFORMA // reforma.com

El Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles en Santa Lucía (AISL), uno de los proyectos de infraestructura prioritarios del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, detonó un auge inmobiliario en cuatro municipios vecinos a la todavía Base Aérea Militar, ubicada en Zumpango, Estado de México.

En Tecámac, Zumpango, Hueypoxtla y Jaltenco están disponibles al menos 231 terrenos baldíos de diversos tamaños y precios, entre los cuales figuran 90 valuados en más de 10 millones de pesos cada uno y por los que se piden 5 mil 272 millones de pesos.

Este grupo incluye 63 predios valuados en más de 40 millones de pesos y 12 que rebasan los 100 millones de pesos.

Anunciados en el agregador inmobiliario Metros Cúbicos, buena parte de los inmuebles privados es ofrecida por sus dueños con la ventaja de estar a sólo unos minutos o unos kilómetros de distancia de lo que será el nuevo aeropuerto, cuya inauguración el Presidente López Obrador tiene prevista para marzo de 2022.

De los terrenos, casi todos con servicios urbanos básicos, 117 se ofrecen en Tecámac, 100 en Zumpango, 9 en Hueypoxtla y 5 en Jaltenco.

El más caro, de 577 millones de pesos, está localizado en Nuevo Santa María Tecámac y abarca 92 hectáreas planas colindantes con las pistas de la terminal aérea, y tiene uso industrial.

Los 627 pesos por metro cuadrado que piden por este predio equivalen al doble de los 330 pesos que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) pagará a cuatro ejidos por las 11 hectáreas que el Ejecutivo expropió el 23 de febrero para el aeropuerto, la mayoría tierra agrícola no urbanizada.

Los precios varían notablemente. En Tecámac, se piden 248 millones de pesos por un terreno de sólo siete hectáreas ubicado a sólo tres kilómetros del AISL, que se puede subdividir en cinco lotes para uso comercial. Son más de 3 mil 300 pesos por metro cuadrado.

“Súper ubicadísimo, a sólo cinco kilómetros del nuevo AISL, excelente para desarrollar de todo (hoteles, bodegas, plazas comerciales, parque industrial, residencial, etc.)”, dice otro anuncio, de un terreno de 67.3 hectáreas sobre la Autopista México-Pachuca, en San Jerónimo Xonacahuacan, Tecámac, por el que se piden 262.5 millones de pesos. Son apenas 390 pesos por metro cuadrado.

Las tierras cercanas al AISL han sido motivo de litigios. Por ejemplo, la empresa Inmobiliaria Zumpango presentó en 2019 un amparo, aún en trámite, para impugnar la declaración como terrenos nacionales de 621 hectáreas del ex ejido de Xaltocan, Municipio de Nextlalpan, donde defiende dos predios privados.

La Sedena avisó de manera oficial el 18 de febrero que el Gobierno expropiará 109 hectáreas adicionales en Nextlalpan y Zumpango, incluidos tres polígonos de 78 hectáreas que no son propiedad ejidal, a lo que Inmobiliaria Zumpango reaccionó con un nuevo amparo.

El Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco, cancelado por orden de López Obrador, también provocó especulación inmobiliaria en municipios colindantes, aunque la cercanía con la terminal tenía sus dificultades.

El polígono para el NAIM está rodeado, al este, por zonas totalmente urbanas como el Valle de Aragón, al norte y oeste por terrenos federales del Lago de Texcoco, y al sur por lagunas de regulación y el Lago Nabor Carrillo.

El AISL, por su parte, está rodeado por pequeñas comunidades parcialmente urbanizadas, que siguen siendo semi rurales y están tapizadas de lotes privados o ejidales.

A %d blogueros les gusta esto: