19 octubre, 2021

Así se ha extendido el ‘turismo de vacunas’ en EU

*La relajación de requisitos en EU para alentar la vacunación contra el Covid-19 ha sido aprovechada por turistas dentro y fuera del país.

Reforma

Turismo interno

Desde el inicio de la pandemia miles de estadounidenses que no habían logrado obtener una cita para vacunarse en ciudades muy pobladas, o donde aún no son elegibles, recurrieron a hacer una cita en un estado vecino y viajan por horas para recibir una dosis.

Varios habitantes de Estados Unidos han reportado que programaron citas en otros estados. En Ohio, uno de los estados que publica la estadística de residencia, 100 mil de las 3 millones de personas vacunadas no son de la entidad.

Hasta finales de marzo, un 3 por ciento de las vacunas administradas en las Islas Vírgenes fue a estadounidenses que viajaron ahí de vacaciones. Desde el 1 de marzo, las Islas empezaron a aplicar vacunas a todas las personas mayores de 16 años, algo que fue aprovechado por estadounidenses en cuyos estados aún no podían aplicarse la vacuna.

Menos medidas, para alentar a indocumentados

La razón por la que muchas entidades han ampliado la vacunación sin presentar documentos de residencia es para alentar a los migrantes indocumentados que podrían estar renuentes a recibir la vacuna o no podrían obtenerla si se les pide alguna identificación.

En California, incluso se han establecido centros de vacunación especiales para trabajadores agrícolas, muchos de ellos indocumentados.

Perseguir a las personas que pueden o no ser elegibles no es donde queremos dedicar nuestro tiempo y energía. Solo queremos poner las vacunas”

Kris Widlak, vocera del condado de Eagle, Colorado, en entrevista con NPR

Turismo internacional

Medios estadounidenses como NBC, NPR y Slate han reportado un flujo de personas ricas, sobre todo mexicanas y canadienses con doble ciudadanía, viajando hacia Estados Unidos, así como la amplia difusión de consejos en redes sociales y grupos de WhatsApp de ciudadanos que se organizan para ir a vacunarse. En este momento, no es posible saber cuántas personas han usado ese método.

El blog de viajes Travel Off Path reportó que estados como Texas, Arizona y Luisiana ya no exigen presentar un requisito de residencia en el estado para vacunarse, aunque advierte que varios centros podrían pedir alguna identificación al momento de hacer una cita médica.

El Gobierno estadounidense no ha emitido una postura federal ante el turismo de vacunas, aunque las directivas han cambiado rápidamente.

En Florida, por ejemplo, el Gobierno local exigió presentar una prueba de residencia tras los reportes de canadienses, brasileños y venezolanos ricos que viajaron a la entidad para vacunarse.

Una agencia de viajes en India, Gem Tours & Travels, incluso ofrece abiertamente paquetes de viaje de Mumbai a Nueva York para vacunarse por 2 mil dólares, según reportó NBC.

En otros países donde ha florecido el turismo de vacunas, como en los Emiratos Árabes Unidos, la vacunación a turistas se prohibió tras el surgimiento inicial.

Genera dilema

Aunque el turismo médico es usual, el turismo de vacunas ha levantado cuestionamientos sobre qué tan ético resulta, al tratarse de un bien escaso. Por un lado, algunos especialistas señalan que es mejor vacunar a la mayor cantidad de personas posible, sean de donde sean.

Lo más importante es: no desperdiciar vacunas. Prefiero que caiga en el brazo de alguien que en un bote de basura”.

Arthur Caplan, profesor de bioética de la Universidad de Nueva York, a The Guardian

Otros señalan que este es un ejemplo más de cómo la desigualdad económica ha permeado durante toda la pandemia.

Los turistas de vacunas están usando su poder para crear una oportunidad injusta para ellos mismos (…) Cuando alguien viaja por la vacuna está usando recursos, tanto las dosis como todos los mecanismos de administración, que se han asignado a una comunidad diferente”.

Kyle Ferguson, división ética de medicina de la Universidad de Nueva York, a The Guardian

A %d blogueros les gusta esto: