18 septiembre, 2021

Por los suelos, la confianza en partidos; Guardia Nacional avanza en preferencia

Foto: Cuartoscuro

*La población confía más en los sacerdotes que en los funcionarios, reveló una encuesta del Inegi; Ejército e INE gozan de credibilidad

Aurora Zepeda // excelsior.com.mx

De cara a las elecciones más grandes de la historia, en México sólo 2.5% de los ciudadanos confía en los partidos políticos, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Cultura Cívica del Inegi.

Además, 13.8% de los ciudadanos consultados dijo confiar en los servidores públicos, un porcentaje menor al que se fía de los sacerdotes, que es de 16 por ciento. En los medios de comunicación sólo 11% confía “mucho“ y 25.9% tiene confianza en las universidades públicas.

En la presentación de los resultados de la encuesta, Lorenzo Córdova, presidente del INE, resaltó que la confianza personal creció 4% respecto al Informe País de 2014. En ese año, destacó, las tres instituciones más confiables eran el Ejército, los maestros y las iglesias. Para 2020, los mayores niveles de credibilidad recayeron en el Ejército, el INE y la Guardia Nacional, que debutó en este apartado. En materia de corrupción, 17.4% de quienes participaron en el ejercicio consideró que es muy posible disminuirla y 36.8% contestó que es “algo posible”.

CONFIANZA EN CURAS SUPERA A PARTIDOS

La Encuesta Nacional de Cultura Cívica que realizó el Inegi en 2020 arrojó que 65.5% de los ciudadanos prefiere la democracia mientras que 16.4% considera que un gobierno no democrático puede ser una alternativa.

En adición, en cuanto a la clasificación de grupos sociales, sólo 2.5% tiene mucha confianza en los partidos, mientras en los medios de comunicación 11.2 por ciento. De los encuestados, 16.0% confía mucho en los sacerdotes y 25.9% en las universidades públicas, siendo éstas últimas las mejor posicionadas.

Respecto de la confianza en las instituciones, nuevamente las mejor calificadas fueron la universidades, con 28.5% de mucha confianza, seguidas del Ejército y la Marina con 24.5% y por primera vez aparece la Guardia Nacional con 20.0 por ciento.

En cuarto lugar aparece el Instituto Nacional Electoral con 19.8%, que mejoró en la última medicion del Inegi.

A nivel nacional, 88.7% de la población de 15 años y más está de acuerdo en que para gobernar un país se necesita tener un gobierno en donde todos participen en la toma de decisiones.

El 69.2% de la población considera que tiene los conocimientos y habilidades para participar en actividades políticas.

En contraste, 77.5% de la población consideró que para gobernar un país es necesario un gobierno encabezado por un líder político fuerte.

En confianza interpersonal, en 2013, 72% dijo que no confiaba en personas que no estuvieran en su ámbito familiar, mientras que, en 2020, este porcentaje bajó a 68 por ciento.

Al respecto, el consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova, apuntó que “todavía es mucho. Todavía es mucho hablar de una sociedad en donde el tejido social fundado en la confianza interpersonal está profundamente erosionado y ese es el contexto en el que tenemos que recrear nuestra democracia.

En materia de corrupción, de quienes participaron, 17.4% consideró que es muy posible disminuirla y 36.8% contestó “algo posible”.

En adición, 32.7% dijo que el país tiene menos pobreza, 30.4% que es más justo, 21.7% que es más seguro y 14.3% que es más igualitario.

Para la población de 15 años y más, a nivel nacional, la característica que mejor describe a un ciudadano es tener responsabilidades, con 36.3 por ciento.

Le siguen las opciones tener derechos, con 29.4%; votar, con 10.3%; tener educación política, con 8.6% y, finalmente, pertenecer a un país y cumplir 18 años con 7.3% y 4.3%, respectivamente, según la encuesta presentada por el INE y el Inegi.

QUIEREN DESCABEZAR A INE

Las bancadas de Morena y PT endurecieron ayer sus críticas al Instituto Nacional Electoral (INE) al pronunciarse por la remoción de los consejeros Lorenzo Córdova y Ciro Murayama, bajo el argumento de que ya le perdieron la confianza en su carácter de árbitros.

En voz del legislador Rubén Cayetano García, el ala radical de la diputación morenista cuestionó al actual dirigente de su partido, Mario Delgado Carillo, por haber construido un acuerdo con la oposición para renovar en 2020 las cuatro vacantes del Consejo Electoral.

En contraste, en el debate realizado en San Lázaro en torno a las definiciones que el viernes anterior, donde votaron favorablemente 9 de los 11 consejeros del INE sobre el futuro reparto de las diputaciones de representación proporcional, las fracciones del PAN, PRI, PRD y Movimiento Ciudadano defendieron su carácter constitucional.

Así, los legisladores de la oposición argumentaron que el nuevo acuerdo del Consejo Electoral garantiza el cumplimiento del precepto de que la sobrerrepresentación parlamentaria no puede rebasar 8% de la votación obtenida en las urnas, misma que en 2018 se incrementó al 15% en el caso de la coalición Juntos Haremos Historia (Morena-PT-PES).

No me cuadra la incongruencia de la instrucción presidencial para debilitar la democracia y debilitar al Instituto Nacional Electoral”, expuso el coordinador de la diputación panista, Juan Carlos Romero Hicks.

Los legisladores de la mayoría morenista y sus aliados del PT y PES reclamaron que los consejeros del INE se habían extralimitado en sus atribuciones.

Ángeles Huerta del Río (Morena) y Gerardo Fernández Noroña (PT) señalaron que el acuerdo para evitar las denominadas mayorías artificiales convierte al árbitro electoral en un deliberado jugador de la oposición al gobierno.

La diputada morenista habló incluso de que tres de los cuatro consejeros designados por la Cámara de Diputados el año pasado —y que el viernes anterior votaron a favor del acuerdo— habían defraudado su confianza.

Morenistas y petistas se pronunciaron por la destitución del presidente del INE, Lorenzo Córdova, y el consejero Ciro Murayama porque son, dijeron, “personeros de los neoliberales”. Fernández, vicecoordinador de la bancada del PT, convocó a sus compañeros a ir ya al juicio político en contra de ambos.

Tenemos que correr a Lorenzo Córdova y a Ciro Murayama, por más que digan que no es el momento. ¿Qué vamos a esperar? Si, vean cómo se van a comportar, cómo nos van a perseguir, a sacar a la mala de la carrera electoral”, arremetió el petista.

-Ivonne Melgar y Ximena Mejía

A %d blogueros les gusta esto: