22 enero, 2021

Alerta déficit hídrico

El Programa Nacional Hídrico advierte que aumento en extracción de agua causó sobreexplotación en 115 de 653 acuíferos y en 69 de 757 cuencas. Foto: Archivo

Grupo REFORMA

El incremento en la extracción de agua ha ocasionado una situación de sobreexplotación en 115 de los 653 acuíferos y en 69 de las 757 cuencas hidrológicas del país, advierte el Programa Nacional Hídrico (PNH) 2020-2024, publicado ayer en el Diario Oficial de la Federación.

El caudal concesionado, indica, es en diversas regiones mayor que el de agua renovable, lo que resulta en un déficit.

Las cuencas con déficit de agua, apunta, se localizan principalmente en las zonas centro y norte, particularmente en las regiones hidrológicas Río Bravo y Aguas del Valle de México.

En el caso de la extracción de aguas subterráneas. alerta, se está minando el patrimonio hídrico en aproximadamente 9 mil 500 millones de metros cúbicos por año.

Además, señala, los cuerpos superficiales se encuentran contaminadas por descargas de aguas residuales, municipales e industriales, sin tratamiento, así como por agroquímicos.

Las regiones hidrológicas con mayor contaminación son Lerma-Santiago-Pacífico y Aguas del Valle de México, así como algunas partes de la cuenca del río Balsas.

En tanto, indica el PNH, los cambios ambientales han afectado a la agricultura y al turismo, por el cierre de pozas y la reducción de agua en los canales de riego.

Subraya que el déficit hídrico provoca la pérdida de servicios ecosistémicos, lo que repercute negativamente sobre el bienestar de la población y la economía de las regiones.

“La pérdida de servicios ecosistémicos se percibe, por ejemplo, en la región de Valle de México, en donde la acelerada transformación de los bosques de las partes altas ha afectado el microclima y la provisión de agua para la zona metropolitana”, detalla. “Otro caso es la situación del valle de Cuatrociénegas, en donde la extracción no sostenible de agua para riego ha alterado los flujos de agua y ocasionado la desecación del sistema, con graves impactos socioambientales. Ha disminuido el nivel de agua en las pozas (manantiales) y se ha reducido hasta en 10 por ciento la superficie de humedales, lo que daña a especies endémicas, como es el caso de la tortuga bisagra”.

A %d blogueros les gusta esto: