17 enero, 2021

¿Cómo cuidar una flor de Nochebuena?

 

La Nochebuena, mejor conocida como la flor navideña en México, es muy solicitada en estas fechas decembrinas. Los colores tan intensos que tiene, bueno, me refiero a las tradicionales rojas con verde y amarillo, hacen que esta flor se convierta en el blanco de muchas personas.

Si tú estás pensando ya en comprar tus macetas para decorar, pero no terminas de animarte porque no sabes muy bien cómo cuidar una flor de Nochebuena, enseguida te doy algunos consejos. Nunca es tarde para aprender y, créeme, tus futuras plantas y flores te lo agradecerán.

¿Cómo cuidar una flor de Nochebuena?

El riego

Antes que nada debes saber que la Nochebuena puede vivir todo el año, todo va a depender del riego. El secreto para que tu planta pueda vivir es la humedad, por eso te recomienda regar las plantas cada dos o tres días. Si bien esto es un estándar, también dice que no es una regla súper estricta, pues al final el riego depende del clima.

A veces debes regarla cada dos o tres días o cada semana, pero en realidad el riego depende del clima. Por ejemplo, cuando está nublado las plantas absorben la humedad del ambiente; pero cuando hace calor, el agua de la maceta se evapora. Uno determina el riego checando la humedad de la tierra, si le falta o no agua.

Las Nochebuenas no se riegan por arriba porque luego el agua provoca un reflejo. Las gotas de agua forman una especie de lupa y eso hace que la planta se queme. El riego de preferencia debe hacerse en la mañana, antes de 12 del día. Si la riegas en la noche, por la humedad, se puede producir un hongo o una bacteria.

La temperatura

Las Nochebuenas necesitar estar en un lugar de 18 a 25 grados. Este es el rango de temperatura óptimo para que una planta crezca bien.

A temperatura más baja es posible que las plantas crezcan, pero no a temperaturas mayores porque pescan enfermedades y plagas como la mosca negra y la mosca blanca. Además, crece amorfa.

Y te preguntarás, ¿qué es la mosca negra y la mosca blanca? La mosca negra es una larva que se come la raíz de la planta y provoca que se pudra. Esto origina un hongo que afecta el tallo. La mosca blanca afecta principalmente las hojas, se pega en la parte de abajo y secreta mucho, su excremento es color negro y mancha toda la hoja.

La luz

Las Nochebuenas no se deben exponer directamente a la luz del sol. Deben tener cierto filtro para que el sol no las queme. Puedes acercarlas a la ventana para que les dé el sol antes de mediodía. Más tarde ya no es recomendable, porque los rayos de luz son más intensos y eso las daña.

¿Las quieres en el exterior? Se puede, siempre y cuando una planta más alta o un árbol dé sombra a las Nochebuenas.

Los fertilizantes

Los mejores fertilizantes son los que están hechos a base de ácidos húmicos proveniente de las lombrices. Son ricos para la planta y son muy sanos. Los encuentras en cualquier mercado de plantas. Te pueden vender hasta un litro por $100 pesos. A la planta se le pone un mililitro de fertilizante por un litro de agua. La frecuencia tú la vas a determinar. Si ves la planta muy verde y brillosa, puedes nutrirla cada 15 o 20 días. Si las ves amarillenta entonces ponle el fertilizante de inmediato porque quiere decir que a la planta le faltan nutrientes.

Nada de aguacate o aceites en las hojas

Hay personas que te recomiendan ponerle alguno de estos dos elementos a las hojas para que se vean más brillosas. Esto no es necesario, pues las Nochebuenas ya producen una especie de película en sus hojas que las protege y les da un brillo. Si llegas a ponerle aguacate o un aceite puedes quemar sus hojas, así que mejor déjalas al natural.

¿Cómo sé que mi planta está enferma?

Primero hay que ver la vigorosidad de las plantas, que estén resistentes. También hay que ver la raíz, debe estar blanca, no café.

El tallo y las ramas deben estar fuertes. Cuando están débiles es por la deficiencia de calcio o nitrógeno. Las plantas sanas lucen un verde de intenso. No deben tener quemaduras, que son las líneas amarillentas o cafés en las orillas; esto quiere decir que tuvo un fertilizante o elemento químico en exceso.

Ahora que ya sabes cómo cuida una flor de Nochebuena, ¡corre por muchas para adornar tu casa!

Artículo recuperado de Blog Sección Amarilla.

A %d blogueros les gusta esto: