25 enero, 2021

Buscan con IP organizar vacunas

El Gobierno federal explora la posibilidad de que empresas privadas participen en la distribución y aplicación de la vacuna contra Covid-19. Foto: AP

Claudia Guerrero // reforma.com

El Gobierno federal explora la posibilidad de que empresas privadas participen en la distribución y aplicación de la vacuna contra el Covid.

Además, se analiza que pudieran adquirir vacunas para sus empleados.

Conforme pláticas sostenidas con representantes de la iniciativa privada y gubernamentales, se propuso incrementar pruebas rápidas en empresas para detectar contagios y seguimiento de cadenas de expansión del virus.

Las medidas iniciales fueron trazadas el lunes en un encuentro entre el subsecretario Hugo López-Gatell, el director del IMSS, Zoé Robledo, el Presidente del CCE, Carlos Salazar, y Patrick Devlyn encargado de temas de salud del organismo privado.

Las empresas apoyarían en la infraestructura de ultracongelación para la distribución de la vacuna. Empresas como Femsa, Bimbo, Walmart y Sigma podrían participar en el proyecto, según la minuta del encuentro a la que tuvo acceso REFORMA.

La aplicación de la vacuna con enfermeras, vacunadoras y médicos, también contaría con el apoyo de la IP.

El proyecto incluye la participación de universidades públicas y privadas.

“Tuvimos una muy productiva conversación con el Consejo Coordinador Empresarial, con su presidente, Carlos Salazar, con su presidente de Comisión de Salud, Patrick Devlyn”, dijo López-Gatell ayer en la conferencia matutina.

“No se trata de vacunar prioritariamente a dueños de empresas; al contrario, se trata de una acción solidaria donde el sector privado nos puede ayudar a organizar la vacunación de sus trabajadores”, dijo López-Gatell.
Conforme la minuta, se explora un modelo, denominado modelo 1, según el cual las empresas se encargarían de vacunar a sus poblaciones.

Lo que se delibera son los mecanismos para que las empresas puedan comprar lotes de vacunas al mismo Gobierno -que cuenta con la licencia exclusiva de Pfizer- para aplicarlas a sus empleados.

La IP tendría que respetar el cronograma de vacunación por prioridades y edades, que ha establecido el Gobierno federal. Además, se contempla la ampliación en las mismas empresas de pruebas rápidas con seguimiento a cadenas de contagio.

Representantes de la IP sostendrán próximamente una reunión con directivos del IMSS, a fin de presentar el programa para detectar tempranamente contagios y cortar redes de expansión del virus.

A %d blogueros les gusta esto: