16 enero, 2021

Cómo el running podría cambiar tu relación de pareja

Karla Heredia // SoyMaratonista

El running es una de las disciplinas deportivas más completas. Sus beneficios para la salud y el bienestar personal son numerosos. Ayuda a perder peso, combate el estrés, fortalece los huesos, mejora el descanso y un largo etcétera.

Pero, ¿sabías que correr también puede resultar muy beneficioso para tu relación de pareja? Aunque parezca una actividad individual, lo cierto es que es uno de los hobbies que se disfruta mucho más acompañado. Sigue leyendo y te contamos cómo el running podría favorecer tu relación de pareja.

Correr es una afición más para compartir

De acuerdo con los expertos de este sitio web, la rutina es uno de los peores enemigos de las parejas. Con el tiempo, parece que uno va relajándose en la relación y se acaban esas ganas del principio de hacer planes nuevos.
Aparece la temida costumbre, la relación de pareja se vuelve más predecible y monótona. Por este motivo, identificar aficiones comunes contribuye a fortalecer ese compromiso y evita caer en la rutina.

Una nueva actividad, sana y divertida, se cuela en su horario, haciendo que estén deseando que llegue ese momento, no solo para verse, sino para ponerse en forma juntos.

El running fomenta la pasión

La actividad física estimula la producción de endorfinas, como sabes, las hormonas de la felicidad. Estas hormonas nos ponen de mejor humor, más contentos y más receptivos a los momentos de placer. Además, como cualquier otro deporte, practicar running con asiduidad se traduce en cambios físicos visibles.

Tu pareja, ten por seguro, te verá mucho más atractivo o atractiva y eso mejorará sin lugar a dudas su vida sexual. Incluso si esos cambios tardan en llegar, compartir esos instantes de esfuerzo y sudor en su rutina diaria es muy sexy.

Correr estimula la autoestima

En ocasiones, muchas relaciones no funcionan por la falta de confianza de uno de los miembros. Cuando no confías en ti, crees que tu pareja puede dejarte por otra persona en cualquier momento, lo que podría aumentar la presión sobre ella, la desconfianza y, en definitiva, los celos.

Sin embargo, entre las ventajas del running encontramos que favorece la autoestima, lo que podría acabar con este problema. Correr periódicamente te hará sentir más atractivo, más saludable y también ¡que puedes con todo! Sin ninguna duda, esta inyección de autoestima repercutirá positivamente en su relación.

Empezar a correr juntos siempre es más fácil que hacerlo solo

Iniciarse solo en una actividad nueva que supone cierto esfuerzo puede hacerse más cuesta arriba que hacerlo acompañado. Además, es mucho más aburrido y puede que no encuentres motivación suficiente para adoptar el running como un hábito más en tu vida.

No obstante, si corres en pareja, la motivación está clara. ¡Resulta muy gratificante observar y compartir los progresos juntos! Es más, si es tu enamorado quien se está iniciando, puedes darle algunos tips para que pronto se encuentren al mismo nivel.

En definitiva, el running puede cambiar tu relación, por supuesto, a mejor. Es una actividad más que añadir a su lista de hobbies compartidos. Cuanto más extensa sea esta lista, ¡mucho mejor! Correr juntos favorece la comunicación de la pareja, dado que es otro tema más del que podrán hablar.

Asimismo, es un momento para estar solos, unidos y motivándose el uno al otro para alcanzar la meta. El “durante” puede ser muy entretenido, pero ¿qué hay del “después”? Pueden acabar su sesión con un café o, incluso, en la cama. ¡Eso es cosa suya!

A %d blogueros les gusta esto: