20 abril, 2021

Rumbo a la amnistía ensayo número II.

Por: Carlos Andrés del Campo*

Soldados patrullan en Babilonia, del allá aún susurran cantos de esperanza; De este lado las gaviotas llegan a buen puerto se habla de perdón y reconstrucción.

Si al perdón, nunca más el olvido como hemos dicho: ¡jamás!

Resarcimiento por parte del narco de los corruptos, de la mafia, los embusteros, los colonizadores del prian y los perros con rabia… es necesaria…

¡Nunca más por los nuestros! ¡Nunca más por ellos!

Porque si no perdonamos ahora y sé rehace el mal gobierno se rehace la bronca, ahora en cuarentena si se puede existe justicia. El barrio entiende la solidaridad la amistad y la confianza en el otro. Si no hacemos justicia, ya no existirá amnistía que valga la pena después de tanto esfuerzo.

En este sueño el de los malos y aquellos que inteligentemente y usando la comunalidad se jactan de resarcir los daños: para ser bueno pagarán con comidas con beneplácitos medicinas a gente con o sin ellos; es más a los mismos animales que han volteado su atención hacia dentro, ellos lo entienden: Carguen con sus animales a ellos… A ellos les recuerdan su madre y el final de los tiempos

Ahora los cabezas rapada, los de Jade, los de Bronce danzan esas largas Floridas canciones de paz, armonía y tequio… Se salvaron por poquito la estirpe de Carlos Salinas, de Vicente Fox, de Peña Nieto, de Ernesto Zedillo, De la Madrid; claro cómo olvidar a Calderón. Sí, sí, sí perdón y reconstrucción vamos por ellos…

Si porque mañana nuestra patria ya habrá perdonado y daremos cuenta de nuestro ejemplo.

Palo dado ni quien lo quite, ya está hecho, a mi querida patria la han bañado con ríos de sangre tanto que, se llevaron la maldad la cólera y la inmundicia con ella ya hay cura a la inconsciencia y hoy reclamamos y decimos gritando ¡libres, libres! Los queremos libres, libres nos queremos.

La reconstitución del Estado de Bienestar.

Por los animales y sus familias 😉 perdón pero justicia ante la memoria.

Seguimos esperando a los 43.

Perdón, pero no olvido.

Yo digo si a la justicia. Si a la amnistía.

*La opinión aquí escrita no necesariamente es la línea editorial de este medio; Carlos Andrés es poblano radicado en la Unión Europea que emite su opinión como cualquier mexicano libre de hacerlo

A %d blogueros les gusta esto: