6 marzo, 2021

Rumbo a la amnistía

Por: Carlos Andrés del Campo*

En este confinamiento muchos pensamos en la paz.

La gente dentro y fuera de casa nos preocupamos por igual, porque no perdonar para poder vivir en paz, una ley de Amnistía se hace más necesaria que la reglamentación de la pandemia en materia de salud: que si el gobierno maneja bien o no los insumos médicos, que si en los estados el cubre bocas es o no necesario.

Pero nadie habla de los más de 200.000 muertos en los dos sexenios pasados.

Nadie habla también del papel del narco en la ayuda humanitaria a colonias para pagar mea culpa con los desgraciados.

Perdón pero no olvido.

Como dice Andrés Manuel López Obrador…

Besos no balazos pero, ¿cómo? Ahí el quid de la cuestión.

Buscamos la paz y como herramienta social tendremos la oportunidad de la AMNISTIA que los culpables de haber sumergido en sangre a mi país paguen con creces lo que han hecho, pero también nosotros debemos asumir nuestra responsabilidad como mexicanos y empezar en esta pandemia desde casa.

Por qué callar si nacimos gritando…

Paz en México

Por favor ahora no sólo lloramos a los desaparecidos o los muertos en esta guerra contra el narco, lloramos 94,000 mexicanos y mexicanas muertos en esta crisis mundial por el Covid-19.

Repensar es primordial para que la ciudadanía asuma su papel democrático e histórico.

No más políticos corruptos, no más simulaciones llamemos a las cosas como son:

La muerte ronda las casas de todos, pero también en nuestra casa habita la esperanza la solidaridad y la comunalidad de nuestros pueblos.

Es por esto que es primordial empezar de cero.

Que se regresen al pueblo lo robado y sin medias tintas que se juzgue públicamente a los responsables en sexenios pasados.

Antidoping para los políticos en futuro próximo y reinserción social a los criminales de todos ámbitos incluyendo los de cuello blanco.

Que esta 4a transformación histórica sea la buena, resarcimiento de los bienes e indemnización a los familiares de los muertos en este caos.

Que cada quien reciba su parte que entre todos garanticemos con cabalidad justicia, trabajo y paz el presente de México.

¡Si a la ley de Amnistía! Si al perdón por el estado.

Y jamás, ¡jamás! el olvido por los 280,000 mexicanos muertos.

¡Ya basta!

Esta pandemia servirá para reencontrarnos.

Viva México.

Viva el calor de nuestro pueblo.

*La opinión aquí escrita no necesariamente es la línea editorial de este medio; Carlos Andrés es poblano radicado en la Unión Europea que emite su opinión como cualquier mexicano libre de hacerlo

A %d blogueros les gusta esto: