23 octubre, 2020

Terry Fox: 40 años del “Maratón de la Esperanza”

Terry Fox es un ícono de la cultura canadiense. Nacido en 1958 desde pequeño fue un gran deportista orientado a la competencia en especial del basquetbol. Un accidente de tránsito en 1977 descubrió que tenía un cáncer en los huesos en su pierna derecha. La única alternativa presentada por los médicos fue la amputación por encima de la rodilla además de quimioterapia.

Pero Terry no se amilanó y en agosto de 1979 se inscribió en la maratón de Prince George. A pesar de contar con una precaria pierna ortopédica y los dolores que le causaba andar completó el recorrido y prendió su pasión.

Durante su enfermedad Terry se dió cuenta de la importancia de la investigación de la cura del cáncer y por eso tomando el ejemplo de Dick Traum, el primer amputado en completar el Maratón de Nueva York comenzó el 12 de abril de 1980 una acción solidaria que conmovió a todo Canadá el “Maratón de la Esperanza” que buscaba recolectar 1 millón de dólares para investigación.

Su idea era unir el Océano Atlántico con el Pacifico corriendo. La ceremonia de inicio fue mojar su pierna ortopédica en el agua y llenó dos botellas con agua del mar una de recuerdo y otra que vertiría en el océano Atlántico al terminar su recorrido. A medida que pasaban los kilómetros, su historia se fue difundiendo y cada vez más personas lo acompañaron. Su hermano, Darrell estaba con él en una camioneta aceptando donaciones.

A un promedio de 42 kilómetros darios Terry comenzó a atravesar Canadá. Pero el 1 de septiembre de 1980 en Thunder Bay, Terry tuvo que abandonar la carrera después de 5.373 kilómetros y 143 días. Un fuerte dolor en el pecho le impedía respirar con normalidad. Fue trasladado a un hospital la noticia fue debastadora, el cáncer se había propagado a los pulmones. Para ese momento llevaba recaudado más de 24 millones de dólares.

Mensajes de esperanza de todo el mundo comenzaron a llegar incluso el Papa Juan Pablo II quien envió un telegrama de apoyo.

Terry murió el 28 de junio de 1981 y el 13 de septiembre de ese mismo año, se realizó la primera edición de la Maratón Terry Fox. Llegó a convocar a más de 300 mil canadienses y se recaudaron 3,5 millones de dólares. La prueba se realiza hasta el día de hoy, y no hay vencedores, solo es parte de una acción caritativa.

La hermana de Terry, Judith, dirige su Fundación y unas 4 mil competencias en su nombre, se realizan en todo el mundo.

Su legado del Maratón de la Esperanza continúa vivo cada año en multitud de países y ha logrado recaudar desde 1981 más de 800 millones de dólares (más de 675 millones de euros). Su ejemplo y su tesón traspasaron fronteras y los reconocimientos y homenajes le llegaron desde todos los rincones y sectores de Canadá y también del resto del mundo.

Artículo recuperado de soymaratonista.com

A %d blogueros les gusta esto: